La ANC llama a acompañar a los presos del procés en su traslado a Madrid

La entidad soberanista llama a que la sociedad "muestre su rechazo"al jucio por el 1-O

A la presión de los CDR para cortar las autopistas, se suma la de la ANC que prepara protestas en todas las capitales de provincia

Ante el traslado de los presos independentistas a Madrid que tendrá lugar hoy, la ANC se suma al plan de movilizaciones de los Comités de Defensa de la República (CDR) para “acompañar” a los presos en las carreteras.

Esta organización independentista ha hecho esta misma mañana un llamamiento a sus seguidores para boicotear el traslado y ha convocado protestas en las capitales de provincia. En declaraciones a TV3, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha detallado las acciones que prepara la entidad soberanista también ante el inicio del juicio del “procés” que podría comenzar la próxima semana. Según su líder, habrá movilizaciones desde las aceras de las carreteras y en los puentes a los presos durante el trayecto de su traslado a la capital y, por otro, ha convocado concentraciones para mañana por la tarde en las capitales de provincia, que en el caso de Barcelona se celebrará en los Jardinets de Gràcia. "La sociedad catalana tiene que estar movilizada y mostrar el rechazo a este juicio", ha defendido Paluzie, quien ha precisado que el acompañamientos a los presos en las carreteras no pretende "obstaculizar"el traslado, informa Efe. Además, ha recordado que la ANC ha convocado concentraciones en varias ciudades europeas, en algunas de ellas el próximo martes, 5 de febrero, fecha que se apuntaba como probable para el inicio del juicio, y, en concreto, ha explicado que en Londres ésta se realizará en Down Street, frente a la residencia de la primera ministra británica.

Con estas movilizaciones, hay que reivindicar que la autodeterminación es un "derecho y no un delito", ha dicho la presidenta de la ANC, para quien el juicio del "procés"deber ser utilizado como una "herramienta de denuncia". En este sentido, ha criticado la "vulneración de derechos"por parte de un Estado que quiere "preservar la unidad a toda costa", y ha advertido de nuevo al Govern de que la "represión política"no puede llevar a abandonar el objetivo de la independencia.