La Audiencia permite ausentarse del juicio de las «herriko tabernas» a seis acusados

La Audiencia Nacional ha permitido ausentarse de varias jornadas del juicio que se sigue por la financiación de ETA a través de 'herriko tabernas' a seis acusados que han alegado sufrir enfermedad o tienen que hacerse cargo de hijos de corta edad o de una madre incapacitada.

La Audiencia Nacional ha permitido ausentarse de varias jornadas del juicio que se sigue por la financiación de ETA a través de 'herriko tabernas' a seis acusados que han alegado sufrir enfermedad o tienen que hacerse cargo de hijos de corta edad o de una madre incapacitada. Eso sí, deberán acudir el día de su declaración y el día en que concluya la vista para poder hacer uso del turno de última palabra.

Así lo ha declarado el presidente del tribunal, Angel Hurtado, en el arranque de la segunda sesión del juicio, donde ha explicado que la comparecencia "más que una obligación, es una carga". Aunque no es posible que "uno venga cuando quiera o no quiera", la ley sí permite ausentarse con causa justificada y que el tribunal sea flexible en su valoración.

Dicho esto, los magistrados han excusado a Miren Jasone Manterola

y Esther Aguirre de comparecer a las sesiones de la vista oral, la cual se puede extender a lo largo de cinco meses.

Su abogada Jone Goirizelaia hizo ayer esta petición al argumentar que Jasone debe cuidar de un hijo pequeño y una madre incapacitada y Aguirre de sus tres hijos al estar su pareja, Joseba Permach, también acusado en este procedimiento.

El tribunal, formado también por Clara Bayarri y Julio de Diego, ha permitido a cuatro acusados enfermos ausentarse de las sesiones del juicio, salvo el día de su declaración y el último día de juicio. Se trata de José Luis Franco, Vicente Enecotegi, Juan Carlos Rodríguez y Andrés Larrea.

Los médicos forenses han examinado a primera hora de la mañana a estos procesados y aunque la gravedad de sus dolencias no es igual, han emitido una "recomendación genérica para evitar que estén en todas las sesiones", según ha informado el presidente del tribunal.

Prescripción del delito

El tribunal dará a conocer el lunes su decisión sobre la prescripción del delito de pertenencia a ETA que se imputa a otros dos acusados, Josu Iraeta y José Antonio Egido, tal y como pidieron sus abogados Iñigo Iruin y Gonzalo Boyé. La Fiscalía dio su visto bueno, aunque las acusaciones populares se opusieron a esta solicitud.

Las defensas alegaron que, siguiendo la tesis de la Fiscalía, ambos se desvincularon de estas actividades al dejar de ser miembros de la Mesa Nacional de HB en 1992. La investigación por este caso se inició en 2002, por lo que habrían transcurrido diez años y el delito estaría prescrito.

Por otra parte, el tribunal ha admitido la petición del fiscal para que declaren durante la vista oral varios policías que practicaron las vigilancias de las citas que mantenía la Mesa Nacional de Batasuna.

Los 36 miembros de Batasuna se enfrentan a penas de entre 8 y 12 años de cárcel por pertenencia o colaboración con organización terrorista, mientras que 110 'herriko tabernas' han sido declaradas responsables civiles subsidiarias.

El juicio ha comenzado, más de 11 años después del comienzo de la investigación, iniciada tras la detención, en abril de 2002, de una decena de personas acusadas de desarrollar un plan de financiación ideado por ETA a través de los locales.