MENÚ
domingo 16 diciembre 2018
13:11
Actualizado

Mikel Irastorza, comisario político de Ekin, nuevo jefe «militar» de ETA

  • Mikel Irastorza Artola
    Mikel Irastorza Artola

Tiempo de lectura 4 min.

09 de julio de 2015. 11:49h

Comentada
9/7/2015

ETIQUETAS

La «generación Ekin» se hace con el poder en ETA lo que, al menos sobre el papel, no es una buena noticia, según expertos antiterroristas consultados por LA RAZÓN. El nuevo jefe del «aparato logístico-militar» de la banda, que sustituirá a Javier Goyenechea, detenido el martes en Francia, es Mikel Irastorza Artola. Fue máximo dirigente de la citada organización, que conformaba el «comisariado político» de la banda, y que huyó a Francia para no ser detenido por las Fuerzas de Seguridad. Goyenechea, en contra de lo que pensaba, era el auténtico responsable del «aparato» y Reta su segundo.

Al igual que Irastorza, medio centenar de miembros de Ekin, que anunció su supuesta disolución en octubre de 2011 (una patraña más de la banda) se escaparon a territorio galo.

Más de la mitad forman parte ahora de la «reserva» de la banda, que de momento se mantiene inactiva pero que está integrada por individuos profundamente fanatizados, acostumbrados a imponer su decisiones y que ahora cuentan con el factor suplementario de tener el control sobre las armas y explosivos que ETA esconde en diversos zulos.

«Hormiga Roja»

El arresto, en febrero de 2010 en la Normandía francesa, de Ibon Gogeascoechea, «Emile», jefe del «aparato militar», permitió la incautación del texto que servía de base para los planes. «Txinaurria Gorria» («Hormiga Roja», en euskera), en el que quedaba clara la dependencia de Ekin de la banda y la importancia que daba a su «comisariado político».

De hecho, el día en que esta organización anunció su supuesta disolución en «Gara», en octubre de 2011, dos dirigentes de Ekin aseguraron «no nos vamos a nuestra casa, sino que continuaremos trabajando en el ámbito de la militancia o la construcción nacional en general, conscientes de que el reto que tiene Euskal Herria en este momento es grande, pero los que van a venir son mayores todavía». «El capital político y humano de Ekin es un activo muy válido en la dirección marcada por la izquierda abertzale con su nueva estrategia». No mentían, como se ha visto, ya que el que fue su jefe ejerce el control de un «aparato» vital para ETA como es el «logístico militar».

A lo largo del día de ayer se fueron conociendo nuevas noticias sobre la operación que la Guardia Civil y la Dirección de Seguridad Exterior de Francia (los antiguos Renseignements Generaux) desarrollaron en la localidad de Osses, en la que además de arrestar a Reta y Goyenechea, fueron detenidos los propietario de la casa en la que se escondían. Los cabecillas etarras llevaban documentación falsa y, en un primer registro de la vivienda, no se han encontrado armas ni explosivos. La entrada en el inmueble corrió a cargo de los RAID (el equivalente a los GEO de la Policía o la UEI de la Guardia Civil), que actuaron con extrema cautela, ya que se daba como prácticamente seguro que Goyenechea y Reta estaban armados y el matrimonio que los escondía tenía un hijo, cuya seguridad había que preservar en todo momento.

A los investigadores les ha llamado la atención que los dos cabecillas no fueran armados y lo atribuyen a motivos circunstanciales. De hecho, no siempre estaban juntos y se cree que, siguiendo las órdenes de ETA de «deslocalización», han podido estar fuera de Francia.

Los cuatro arrestados se encontraban ayer en la comisaría de Bayona. Los agentes encargados de la investigación disponen de 96 horas para los interrogatorios antes de su presentación ante un juez antiterrorista de París.

La operación del martes se llevó a cabo varias semanas después del descubrimiento, en el centro de Biarritz, en el desván de una mansión, de un cargamento de armas (26 pistolas) y explosivos (43 kilos de polvo de aluminio). Entonces fueron detenidos, imputados por terrorismo y por tenencia ilícita de armas y explosivos Enrique López Jurío y Nathalie Chasseriaux. El primero confesó que este material estaba destinado a escenificar una nueva parodia de desarme.

Últimas noticias