“Ningún país con el que España tiene relación va a apoyar la causa independentista"

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, marca la hoja de ruta para ser líder en Europa y incrementar la influencia de España en el mundo

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, durante su intervención en la conferencia internacional sobre víctimas de violencia étnica y religiosa en Oriente Medio que se celebra hoy en Madrid
El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, durante su intervención en la conferencia internacional sobre víctimas de violencia étnica y religiosa en Oriente Medio que se celebra hoy en Madrid

Europa tendrá que ser de dos velocidades, y España siempre tratará de estar entre los que avancen más rápido.

Europa tendrá que ser de dos velocidades, y España siempre tratará de estar entre los que avancen más rápido. Para el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, “España ha superado sus complejos, y se muestra dispuesto a tirar del carro europeo”. El ministro, que hasta noviembre de 2016 era el representante permanente de nuestro país en la UE, volvió a demostrar sus fuertes convicciones europeístas en un desayuno informativo organizado por Europa Press. Para él, un proyecto europeo en el que un grupo de países vaya más rápido que el resto es algo completamente lógico, ya que “el euro y Schengen ya son ejemplos de diferentes velocidades en la integración”.

En la misma linea, Dastis insistió en la importancia de “poner el acento en el tema de la profundización de la Europa de la seguridad y la defensa”, ya que los Estados miembros “no se pueden defender de manera individual”. El ministro argumentó que es imprescindible que los servicios de inteligencia de los socios mejoren la comunicación entre ellos para compartir información de una manera mas eficiente. En el contexto de la creciente amenaza terrorista, parece claro que el proyecto de una política continental de defensa e incluso la creación de un ejercito europeo se postulan como una de las máximas prioridades para los líderes de la UE.

Por otro lado, se mostró contento con la dirección de la política exterior de Donald Trump. Para el ministro, aunque en un inicio las declaraciones del candidato republicano podían no augurar unas políticas favorables hacia los intereses europeos, “las impurezas de la realidad internacional acaban condicionando”. La marcha atrás que ha dado el presidente norteamericano en sus ataques a la OTAN, sobre la cual ya no se atreve a decir que está obsoleta, es una muestra de este fenómeno.

Por último, el jefe de la diplomacia española mostró su rechazo hacia el proceso independentista catalán. Dastis ha dicho “con toda rotundidad” que si Cataluña se independiza, tendrá que salir de la UE, ya que, para aceptar a un miembro nuevo, “tiene que haber unanimidad” entre los Estados miembros, dando a entender que España nunca aceptaría la entrada de Cataluña en la Unión Europea. Es más, se mostró confiado de que “ningún país con el que España tiene relación va a apoyar la causa independentista”.