Política

Pactos

Ciudadanos dice que no pactará con el PSOE. El PP descarta un apoyo a la investidura de Sánchez. Vox dice que pactarán PP y PSOE y que el único voto útil es el suyo

Andan todos los partidos diciendo con quien van a pactar y con quien no. Es un decir. Hasta que no sepamos los resultados de poco vale tanta palabrería. Además ya hemos visto que esto de la repetición de las elecciones no es tanto para conseguir un gobierno fuerte –como dice Sánchez– sino más bien para ver si la aritmética post propicia alguna solución menos mala que permita prescindir del nacionalismo ultramontano.

Publicidad

Ciudadanos dice que no pactará con el PSOE. El PP descarta un apoyo a la investidura de Sánchez. Vox dice que pactarán PP y PSOE y que el único voto útil es el suyo. Los nacionalistas, como ya es habitual, no dicen nada: solo esperan a sumar, a pactar, lo de siempre.

Pero los españoles van a votar otra cosa. Y van a premiar o castigar a aquellos partidos que, teniendo posibilidades de formar gobierno en la anterior legislatura, no lo hicieron. Y no lo hicieron no porque los votantes no dejaran medianamente clara su postura con una masiva participación, sino porque ellos pensaban en su futuro, en lo que les iban a rentar aquellos resultados, en recuperarse, en evitar sorpasos, en lo suyo.

Publicidad

Pero los españoles hablamos ya. Lo de ahora es porque ellos no nos hicieron caso. Porque no les convino lo que votamos. Es una realidad tan evidente como dolorosa. Por eso hay quien dice que en primavera volveremos a votar. Si antes no hicieron caso ¿por qué van a hacerlo ahora? Y tiene razón. Ya no votamos –o eso parece- para tener un gobierno, sino para que los partidos

Publicidad

hagan cábalas con el resultado. Y de ahí la decepción de los votantes. Y por eso la abstención. El PSOE –presumiblemente el más votado, al menos según dicen las encuestas– debería adelantarse y decir que esta vez pactará con cualquiera que defienda la unidad de España. No pido mucho más. Sería bueno renegar de los que le convirtieron en Presidente en la moción de censura y pactar el resto de las cosas con todos los partidos que puedan sumar. Ese sería el futuro de los pactos: pasar de no pactar nada a pactarlo todo para evitar seguir votando hasta el día del Juicio Final. La recesión en la que estamos lo exige. Pero quizá sea exigir demasiado a un Pedro Sánchez que quiere seguir jugando con todos a un juego imposible.