Política

Rubalcaba rebatirá con un discurso social el relato de la recuperación

El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba

MADRID- Parados, pensionistas, enfermos crónicos, becarios... A ellos irá dirigida la intervención que el líder de la oposición desplegará en el Congreso con motivo del XXIV Debate de la Nación. Frente a la macroeconomía y el relato de la recuperación que entonará el presidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba pondrá especial énfasis en el aspecto social y en los efectos que las políticas del PP han tenido sobre la gente. Otro eje, seguro, será el de las libertades para insistir en la oposición frontal del PSOE a la reforma de la ley del aborto. En economía, levantará «acta del fracaso» de las políticas de austeridad y volverá a reclamar un cambio de rumbo, tanto en Europa como en España, al tiempo que defenderá políticas de estímulo al crecimiento y a la creación de empleo. Y, en el capítulo territorial, exigirá al presidente del Gobierno que deje de «contemplar el paso del tiempo» y plantee diálogo y soluciones a la crisis de Cataluña.

Todo esto lo preparaba ayer con su equipo más cercano en la calle Ferraz, donde anuncian una intervención «pegada a la calle» para demostrar que la recuperación que proclama el Gobierno no ha llegado a las capas sociales que más han sufrido los efectos de la crisis.

Rubalcaba, que tratará de despegarse de la «herencia recibida» con la que da por descontado que Rajoy intentará golpearle, no pasará tampoco por alto la reforma laboral con la que cree que, además de haberse incrementado el número de despidos, han empeorado las condiciones laborales de millones de españoles. Dato: un 12 por ciento de las personas que conservan su trabajo viven por debajo del umbral de la pobreza. «Mientras en estos dos años y medio los salarios no han parado de bajar, el PP se repartía sobresueldos y abría cuentas en Suiza», denunciaba ayer el número 3 del PSOE, Óscar López. Los socialistas, que cuentan además con que Rajoy anuncie una rebaja de impuestos, adelantan que la respuesta de Rubalcaba será cuestionar la credibilidad del presidente, ya que «casualmente» prometerá una bajada de la presión fiscal antes de una campaña electoral, pero la realidad es que en poco más de dos años las ha subido «hasta cincuenta» veces.

Si hay una cifra que resume, según los socialistas, el paso del Ecuador del Gobierno del PP es que hoy hay un millón de personas menos trabajando que cuando el presidente Mariano Rajoy llegó al poder. Pero además del dato para avalar la denuncia, Rubalcaba propondrá la aprobación de un rescate fiscal para proteger a las familias con menos recursos, esto es que pensionistas, parados y trabajadores con hijos que ingresen menos de 16.000 euros queden exentos de IRPF. Esto además de un impuesto sobre la riqueza que grave a la «gente que tiene mucho dinero y no paga los impuestos que debe», anunció la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, tras afirmar que el PSOE quiere obligar a Rajoy hoy «a hablar de los ciudadanos» en lugar de las «cifras».