Sánchez Camacho: En Europa no hay espacio para los que quieren romper la concordia

La líder del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha advertido hoy de que en Europa "no hay espacio para los que quieren romper el proyecto de concordia y convivencia"de España, y ha apuntado especialmente al president Artur Mas, a CDC y sus "cómplices"de Unió, por "ir en sentido contrario del tiempo". En la clausura de la Convención programática del PPC para las elecciones europeas en Barcelona, antes de la intervención de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la dirigente del PPC ha dicho que Mas "quiere salir de España sea como sea, sin amparo legal ni internacional".

Europa es, ha dicho, "nuestro espacio natural, y no podemos sino sentirnos contrariados de los que quieren sacarnos de ella, los que hablan de europeísmo y democracia, y hablo de Mas, CDC y sus cómplices de Unió".

"En la cultura política europea no hay espacio para los que quieren romper el proyecto de concordia y convivencia. Nadie quiere compartir un proyecto común con los que quieren romper España. El que quiere dividir y separar a Cataluña del resto de España no tienen cabida en el proyecto europeo de solidaridad, concordia y convivencia", ha aseverado.

Ha cargado así contra los que "siguen empecinados en viajar en sentido contrario al del tiempo, la modernidad y el progreso", ya que "nada justifica en pleno siglo XXI que se produzca una ruptura con España y que Cataluña salga de la UE".

Ante estos planteamientos, Sánchez-Camacho ha defendido que el Gobierno "sí trabaja en el sentido de los tiempos y en sentido contrario a los que quieren dividir", y que Mariano Rajoy "no ha mirado a un gobierno (catalán) empecinado en un proyecto ilegal, inconstitucional y de ruptura, sino que piensa en los catalanes".

"No podemos dejarnos llevar con los que confunden política con división, enfrentamiento y exclusión", ha dicho la líder del PPC, que ha criticado a los que "utilizan la palabra diálogo sin realmente quererlo, porque lo único que quieren es imponernos a todos su deseo de ruptura".

"Mas no respeta las reglas del juego democrático -ha añadido-. Por eso quiere salir de España sea como sea, sin amparo legal ni internacional. La ley es la de todos, no la que uno se inventa".

Así, Sánchez-Camacho ha acusado al presidente catalán de "engañar a los catalanes"al decir que habrá una consulta con la legalidad catalana: "Ninguna ley catalana permite un referéndum, porque nuestra ley establece que necesita autorización del Estado".

El PP ofrece bajo su punto de vista, un diálogo "leal, sincero y democrático, con soluciones reales para Cataluña", pero ha dejado claro de que no "caerá en provocaciones o enfrentamientos"ante el "rechazo"de Mas, al que ha pedido que "abandone la hoja de ruta de la exclusión, la ruptura y la radicalidad"y "dé la cara"el 8 de abril en el debate en el Congreso de los Diputados.

También ha lamentado que algunos estén tratando de "reinterpretar"la sentencia del Tribunal Constitucional sobre la declaración de soberanía de Cataluña: "Es radicalmente falso que legitime la consulta. El TC ha dicho muy claro que la soberanía es la de España, que la única nación es la española y el futuro de los catalanes lo deciden todos los españoles".

Por otro lado, ha celebrado que la Generalitat haya aceptado que un colegio de Barcelona imparta la mitad de las clases en castellano y la otra mitad en catalán, pero ha deseado que "esa riqueza se extienda a todo nuestro modelo educativo, porque será un modelo de excelencia y conocimiento lingüístico".