Política

Torrent pide al Supremo que los presos vayan al Parlament

El independentismo advierte de que será un «disparate» si el Alto Tribunal les deniega el permiso.

Un acto reciente a favor de la liberación de los dirigentes encarcelados
Un acto reciente a favor de la liberación de los dirigentes encarcelados

El independentismo advierte de que será un «disparate» si el Alto Tribunal les deniega el permiso.

El Parlament ha pedido la comparecencia de los ex consejeros presos el 22 de enero para que declaren en la comisión de investigación sobre el artículo 155. Una fecha que coincidirá con la víspera del juicio a los líderes del «procés», previsto para la primera semana de febrero después de que el plazo para presentar sus escritos de defensa termine el 16 de enero. Además de registrarlo formalmente en el orden del día, el propio presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent (ERC), ya ha pedido por escrito al Tribunal Supremo que deje comparecer a los dirigentes.

En concreto, están citados en el hemiciclo en calidad de testigos los ex miembros del Govern encarcelados, Oriol Junqueras, Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull y Dolors Bassa. Todos ellos deberán sentarse a declarar en el banquillo del Supremo unos días después y, por tanto, deberán ser trasladados a cárceles madrileñas.

Según explicaron fuentes de Presidencia a Europa Press, el escrito de Roger Torrent es del pasado 27 de diciembre, cuando se acordó reclamar su comparecencia. De hecho, Torrent solicita o bien la presencia física de los ex consejeros o que puedan comparecer por vía telemática en una decisión que corresponde al Tribunal Supremo, que debe dar o no el permiso judicial a los encarcelados.

Torrent también les remitió el escrito a los propios presos y a la titular de Justicia, Ester Capella, de cuyo departamento dependen las prisiones catalanas. Por el momento, el Alto Tribunal no ha respondido a la petición.

Eso sí, ayer nada más conocerse la noticia, los partidos independentistas presionaron públicamente para que los dirigentes encarcelados puedan comparecer en el Parlament en vísperas del juicio. El más vehemente fue el portavoz de Junts per Catalunya, Eduard Pujol, quien advirtió de que será un «disparate» si el Supremo no permite a los ex consejeros presos comparecer en la comisión de investigación del 155.

Más comedidos fueron desde Esquerra. Su dirigente, Marta Vilalta, dijo que no se entendería que se les denegara el permiso, aunque recordó que es el juez quien tiene que decidir el formato de la declaración, si en videoconferencia o presencialmente.

Dicha comisión también quiere que comparezcan otros dirigentes como el propio Mariano Rajoy, Pedro Sánchez o Carles Puigdemont, aunque para estos aún no hay fecha.

Cabe recordar que esos días se espera que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) se vuelva a movilizar en la calle coincidiendo con el inicio del juicio.