Un centenar de subsaharianos salió del CETY de Melilla y se dirigió a la valla para animar a los que trataban de acceder

Un centenar de subsaharianos abandonó esta madrugada el CETY de Melilla para dirigirse a la valla fronteriza con Marruecos y animar al grupo de 800 inmigrantes que en ese momento trataba de acceder a España en un nuevo asalto masivo, han informado a Europa Press fuentes del Ministerio del Interior.

Este grupo de 800 personas se aproximaron agrupados hasta la frontera con Melilla para tratar un asalto masivo a la valla, pero se terminó disgregando en varios grupos, según las mismas fuentes, debido al despliegue policial que se encontraron al otro lado de la frontera. Finalmente tan sólo 10 personas lograron cruzar a España.

Estas mismas fuentes han precisado que el despliegue estaba compuesto por unidades enviadas en fechas recientes a la zona para hacer frente a la presión migratoria.

En la actualidad en Melilla hay tres Unidades de Intervención Policial del Cuerpo Nacional de Policía integradas cada una por 50 agentes y cuatro unidades de Módulo de Intervención Rápida (MIR), que constituyen la unidad básica de actuación reforzada integrada por un total de 80 efectivos.

Sobre las 4.50 de la madrugada la Guardia Civil avistó al grupo de inmigrantes que al toparse con el despliegue, según Interior, se ha divido en tres grupos, uno mayoritario integrado por unas 500 personas, otro de 200 y uno más pequeño de un centenar de inmigrantes. En ese momento, la Guardia Civil ha activado el protocolo de colaboración con Marruecos.

En este despliegue también ha participado una UIP de la Policía Nacional. Durante un tiempo ha estado cerrado al tráfico rodado la frontera, pero posteriormente se ha restablecido.