Expertos en psiquiatría denuncian la falta de información veraz en los casos de Salud Mental Materna

Más de 300 profesionales médicos piden que se divulgue más y mejor las terribles consecuencias de no atender las depresiones postparto

  • Expertos en psiquiatría denuncian la falta de información veraz en los casos de Salud Mental Materna
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

14 de junio de 2019. 05:08h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 15/6/2019

Una depresión postparto le puede pasar a cualquier mujer sin que tenga, necesariamente, ningún episodio anterior de depresión. Ninguna es inmune a ella y aunque no sabemos a ciencia cierta por qué se produce sí se sabe cómo ayudar a quién la padece para evitar que vaya a más. Lo ideal sería tener un seguimiento a través de la matrona o de la ginecóloga, al menos durante el primer mes (si es más, mejor) para evaluar su estado de ánimo y comprobar si todo sigue un cauce adecuado. Desgraciadamente en los casos más graves de depresión postparto esta puede llevar a o al suicidio de la madre, o a que mate a su hijo o ambas cosas a la vez. Por eso tan importante un correcto seguimiento con medicación si es posible, para evitar estas tragedias que, si se ponen los medios, se lograría.

El Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal, junto a 300 profesionales y cinco entidades nacionales e internacionales vinculadas a la salud mental, ha decidido hacer público un comunicado para denunciar “las enormes carencias en la atención a la salud mental de las madres tras el parto, así como la ausencia de equipos y dispositivos cualificados para su atención en España”. También para señalar el importante papel que pueden jugar los medios de comunicación en casos como el filicidio de Godella para, desde un tratamiento informativo prudente y respetuoso, erradicar el estigma en Salud Mental y favorecer la implementación de recursos destinados a la Salud Mental Perinatal.

Como profesionales y entidades del ámbito de la salud mental y la perinatalidad, los abajo firmantes expresamos nuestra preocupación y discrepancia por el modo en que los medios de comunicación de nuestro país han tratado el trágico caso de filicidio acontecido en Godella en el contexto de una probable psicosis posparto materna. La muerte de un hijo se considera la experiencia más dolorosa por la que puede pasar una madre. De todas las circunstancias posibles en las que se puede dar tan horrible suceso, el infanticidio por enajenación mental es, sin duda, la más traumática.

Los acontecimientos ocurridos en Godella sugieren desde el inicio que estamos ante un probable caso de trastorno mental materno que no se trató a tiempo, a pesar de las peticiones de la familia. Es importante que tanto la población en general como los medios de información tengan acceso a información actualizada sobre la naturaleza y riesgo de los trastornos psiquiátricos que pueden darse en el posparto, poniendo el acento en la prevención, la detección precoz, la asistencia psiquiátrica adecuada y la erradicación del estigma que aun rodea a la enfermedad mental. Cuando la tragedia se produce, es vital que la noticia sea tratada con la prudencia y el respeto a los derechos fundamentales que merece.

Si bien la ley española recoge el derecho de todo usuario de la sanidad a la privacidad y el secreto de su historia clínica, en este caso algunos medios han difundido datos clínicos y pruebas diagnósticas, además de imágenes pasadas e información descontextualizada que comprometen la investigación judicial antes de que puedan esclarecerse los hechos, además de dificultar que los progenitores reciban el tratamiento adecuado.

En este caso es necesario nombrar la psicosis posparto. Una enfermedad mental grave, traumática y devastadora que aparece una o dos veces por cada mil nacimientos en las semanas o primeros meses tras el parto, con frecuencia en mujeres sin antecedentes psiquiátricos. Las madres que padecen psicosis postparto entran en un estado de confusión y delirio que, si no es tratado puede, excepcionalmente y por desgracia, llevar a infanticidio, suicidio materno o ambos. Con el tratamiento adecuado la recuperación puede ser rápida y completa, y la mayoría de ellas pueden seguir cuidando de sus bebés con normalidad cuando se recuperan del episodio psicótico.

Esta tragedia ha puesto de manifiesto las enormes carencias en la atención a la salud mental de las madres tras el parto, así como la ausencia de equipos y dispositivos cualificados para su atención en España. En este caso, pese a las reiteradas peticiones de ayuda de la abuela de los menores, la madre no recibió la atención médica urgente que necesitaba. Tampoco pudo ser ingresada en una Unidad Madre-Bebé porque en nuestro país (a diferencia de otros países europeos) no existen (con la honrosa excepción de la pionera Unidad Madre-bebé del Hospital Clinic de Barcelona de hospitalización diurna). Estas unidades constituyen un importante recurso de recuperación psicológica de la madre, estando cerca de sus hijos mientras que sucede el ingreso hospitalario, obviamente con supervisión y vigilancia médica permanente. Son, por tanto, el recurso indicado para el tratamiento de estos complejos casos de psicopatología en postparto.

Aunque la tragedia de Godella es irreversible deberíamos como sociedad reflexionar y extraer lecciones para evitar que ninguna madre se vuelva a ver en ese estado y sin atención. No se ha señalado suficientemente cómo todo el sistema ha fallado. Esta omisión tan llamativa lamentablemente favorece que desgracias así sigan sucediendo. Los medios tienen la oportunidad, el deber y la responsabilidad de facilitar que cualquier madre reciente pida ayuda, que no se sienta juzgada ni expuesta por ello, erradicar el estigma en Salud Mental y favorecer la implementación de recursos destinados a la Salud Mental Perinatal.

Ningún sistema de protección a la infancia es eficaz y efectivo sin un cuidado y atención a las madres. Por responsabilidad con los niños, resulta imprescindible asumir con urgencia este compromiso y aunar esfuerzos.

Entidades Firmantes

Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal (IESMP)

Asociación Española de Psiquiatría del Niño y el Adolescente (AEPNYA)

Asociación Madrileña de Salud Mental (AMSM)

Action on Pospartum Psychosis

Maternal Mental Health Progress in Canada

La Dinamo Acción Social, Valencia

Sobre el Instituto Europeo de Salud Mental Perinatal

El Instituto Europeo Salud Mental Perinatal es una iniciativa de Ibone Olza e Isabel Fernández del Castillo, cofundadoras ambas de la asociación El parto es Nuestro (2003). El objetivo del Instituto es contribuir a mejorar la atención a las madres y padres, los bebés y sus familias en la etapa perinatal a través de una oferta de formación de calidad y basada en la evidencia científica, que contemple la complejidad de la perinatalidad y que ofrezca soluciones prácticas y sostenibles para los profesionales de los equipos necesariamente multidisciplinares. En 2018 el Instituto recibió el Premio a la excelencia en Educación en Salud Mental Perinatal otorgado por The Marcé Society for Perinatal Mental Health, la organización científica mundial más importante en el campo de la Salud Mental Perinatal.

Últimas noticias