Trucos y consejos para cuidar tu boca si sales a comer y cenar fuera muy a menudo

La llegada del buen tiempo propicia que las personas hagamos más vida social fuera

  • Trucos y consejos para cuidar tu boca si sales a comer y cenar fuera muy a menudo
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de mayo de 2018. 12:07h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 14/5/2018

ETIQUETAS

¿Eres de esas personas que con la llegada del buen tiempo se pasa el día entero fuera de casa? ¿Tienes una gran vida social comiendo y cenando fuera muchos días? Si es así puede que a la salud de tu boca le esté empezando a pasar factura así que te damos unos consejos de la mano del equipo médico Clínica Den para que minimices todos esos riesgos.

No pasar por casa no quiere decir que no te puedas lavar los dientes. Si llevas un cepillo siempre contigo, te los podrás lavar en cualquier lugar. En muchas farmacias y clínicas dentales podrás adquirir un kit de cuidado dental para llevar y también te lo puedes fabricar tu misma, como el kit de maquillaje que muchas mujeres llevan en sus bolsos. Tu kit solo ha de incluir lo básico: cepillo, pasta e hilo dental.

Hay que cepillarse los dientes siempre después de una comida y a lo largo del día podemos comer 3 o 4 veces por lo tanto esas deberían ser las veces en las que te los cepillas. El kit de viaje de cuidados bucales ocupa mucho menos que cualquier dispositivo electrónico que, sin embargo, jamás olvidamos. Es verdad que la mujer lo tiene más fácil porque lleva bolso pero el hombre también lo puede llevar en un bolsillo sin que ocupe demasiado. O, en el maletín del ordenador o el coche. Es fundamental llevarlo y usarlo. Sobre todo después del café.

En el caso de que te olvides tu kit de supervivencia, el chicle sin azúcar será tu mejor aliado, aunque nunca un sustituto de un ben cepillado.

Para cuidar tu salud bucodental en verano, también es recomendable escoger bien los snacks. Si sabes que no pasarás por casa hasta dentro de mucho tiempo, evita esos tentempiés que no dejan una sensación de limpieza en la boca como algunos frutos secos. Es mejor comer frutas como la manzana u hortalizas como la zanahoria, ya que ayudan a limpiar tu boca.

¿Sabías que los labios son la parte del rostro más susceptible a quemaduras solares?

Sobre todo, en verano no debemos olvidar que los labios forman parte de la boca y de una sonrisa bonita. No salgas de casa sin tu crema de cacao.

La pajita no es solo para los más pequeños y es útil para proteger nuestros dientes de la sensibilidad dental. Con el calor consumimos bebidas más frías de lo normal, como refrescos con hielo o granizados. Si los bebes con pajita, protegerás más tus dientes.

En verano también acostumbramos a beber más bebidas carbonatadas ya que socializamos más. Lo ideal es reducir el consumo ya que desgastan el esmalte y son una de las bebidas que más caries causan. Sin embargo, como para algunos es difícil resistirse, consumir estas bebidas con pajita también puede proteger nuestro esmalte y cepillarnos los dientes después de beberlas disminuirá el riesgo de caries.

Finalmente, el agua es nuestra mejor compañera en verano. Mantener la boca hidratada ayuda a prevenir infecciones y también es fundamental beber, al menos, doslitros de agua al día teniendo en cuenta las altas temperaturas.

Y, por último, la revisión anual con tu dentista que hará que puedas prevenir caries o las temidas endodoncias.

Últimas noticias