Claves para comprar un buen pan

Su aspecto, olor y tacto nos indican la calidad de los ingredientes y si su elaboración es artesanal

Para elegir un buen pan hay que dejarse llevar por los cinco sentidos.
Para elegir un buen pan hay que dejarse llevar por los cinco sentidos. JUNTA DE ANDALUCÍA

El pan es un alimento básico que está presente en prácticamente todas las casas de España. Para acompañar, para empujar, como bocadillo, en tostada... la versatilidad del pan hace que merezca la pena comprar uno de buena calidad y disfrutar de él.

Para elegir el mejor pan lo ideal es hacer caso a los expertos. Crustó, una panadería artesanal con establecimientos en Madrid y Barcelona, recomienda utilizar los cinco sentidos para seleccionar la opción que más nos guste.

Vista

El aspecto de un pan es el primer contacto que tenemos con el alimento. Un buen pan debe tener una corteza “caramelizada” y una miga esponjosa de color tostado, en el caso de los panes elaborados con harinas de grano completo e integral.

Olor

El olor del pan recién hecho abre el apetitio. El aroma nos puede indicar la calidad del producto, ya que si es bueno olerá a cereales y masa madre.

Tacto y oído

El tacto gomoso arruina la experiencia. La corteza del pan tiene que estar dura y crujir cuando se aprieta o se rompe. Estos factores indican que se ha horneado correctamente y que los ingredientes son de calidad

Sabor

Sin duda, lo mejor de un buen pan es su sabor. Si se ha hecho caso al resto de los sentidos, es el momento de disfrutar. Un buen pan tiene que dejar toques a cereales y masa madre en su sabor, que está presente de forma natural si se ha elaborado de manera artesana.