La Casa de Campo sabe a Triciclo

Javier Goya, Javier Mayor y David Alfonso inauguran Villa Verbena a orillas del lago

GASTRONOMIA RESTAURANTE TERRAZA VILLA VERBENA COCINEROS DE TRICICLO  JAVIER GOYA,  JAVIER MAYOR  Y DAVID ALFONSO. JUNTO AL LAGO DE CASA DE CAMPO PASEO MARIA TERESA 3
GASTRONOMIA RESTAURANTE TERRAZA VILLA VERBENA COCINEROS DE TRICICLO JAVIER GOYA, JAVIER MAYOR Y DAVID ALFONSO. JUNTO AL LAGO DE CASA DE CAMPO PASEO MARIA TERESA 3CONNIE G. SANTOSCONNIE G. SANTOS

Todo hay que decirlo, existen terrazas y terrazas. Es algo que sabemos, por mucho que como consecuencia del Covid aún haya quienes duden de que los restaurantes sean espacios seguros y opten por disfrutar de la buena mesa al aire libre. No todo vale. Sobre todo, si el humo del autobús se sirve como guarnición. Dicho esto, comer un miércoles cualquiera en la Casa de Campo a orillas del lago no tiene precio. Más si los platos tienen el sello de Javier Goya, Javier Mayor y David Alfonso, fundadores del Grupo Triciclo, que se han asociado con los propietarios de The Hat Madrid para inaugurar Villa Verbena. Con un cenador aún por culminar y una parrilla vista, en este emplazamiento rodeado de naturaleza los protagonistas son las carnes, pescados y verduras a la brasa, productazos que alimentan una cocina sencilla a medio camino entre Súa y La Elisa. En cuanto desaparezcan las restricciones, lo ocuparán hasta 400 comensales en dos turnos. El primero comienza a la una mientras que, a partir de las tres, el canalla es el perfecto para almorzar con sobremesa y copeo incluido.

Brasas junto al lago

Un detalle que gustará: una persona cada media hora se llevará a los niños a dar un paseo y a que persigan ardillas por el campo mientras por las mesas desfila un PICOTEO, en mayúsculas, con sugerencias que es posible pedir en medias raciones. Ejemplos son el matrimonio de anchoa y boquerón, la ensaladilla con escabeche de bonito y salazones, croquetas, bravas con ali oli de ajo asado, morcilla de arroz y chistorra a la brasa, torreznos con revolconas... Difícil elección. La cosa se pone seria con el rosejat de marisco, las pochas con bacalao y su pil pil y el canelón de rabo con salsa de setas y pecorino trufado, platos redondos y equilibrados como nos tienen acostumbrados los cocineros, los mismos a los que podemos observar mientras juegan con el fuego y alcanzan el punto perfecto de los pescados (bacalao, lubina...) y las carnes (lomo, chuleta, entraña y vacío de vaca), que llegan a la mesa con su guarnición (lechuga con cebolla, piquillos, pimientos y patatas fritas). Aún hay más. En mayo tienen prevista la apertura de El Taller del Lago. Nos animarán a comer con las manos recetas del mundo para armonizar con la cerveza del país escogido. Incluso no faltará un asador de pollos para comerlo «in situ» o para llevarlo de pic nic al campo. ¿Se apuntan?

Dónde: Paseo de María Teresa, 3. Madrid.

Tel.: 91 999 30 14.

Precio medio: 25 euros.

Horario de comidas:

villaverbenamadrid.com