El Rey Emérito no regresará a España el próximo fin de semana

El Monarca no participará en la regata que lleva su nombre aunque continúa en contacto diario con sus amigos y compañeros en esta competición

Este próximo fin de semana se había generado expectación por ver si el Rey Emerito acudiría a Sanxenxo con motivo de la regata que lleva su nombre. Sin embargo, podemos afirmar ya que ni estará ni se le espera. «Teníamos la ilusión de que viniera, pero no será posible», así de contundentes son sus compañeros de regatas.

Cuando el Rey Juan Carlos en, agosto, le comunicó por carta a su hijo, el Rey Felipe, que había tomado la decisión de «abandonar temporalmente España», algunas personas dieron por seguro que regresaría a mediados de este mes de septiembre a Sanxenxo para tomar parte en la competición deportiva, pero esa vuelta a España no ocurrirá por ahora. La regata que lleva su nombre se ha aplazado a septiembre de 2021 aunque por culpa del covid, no porque falte Don Juan Carlos.

Una regata diferente

Aunque se supone que está en Emiratos Árabes, no está claro que continúe allí todavía, pero sí que, este donde esté, tiene buena cobertura porque está en contacto con sus amistades, con los que se wasapea y habla a diario, y entre ellas están incluidas las que mantiene con sus compañeros de regatas. Recordar en este sentido que las últimas horas que pasó en España, antes de trasladar temporalmente su residencia al extranjero, el Rey Juan Carlos las quiso exprimir en Galicia, donde, por cierto, no disfrutó en esa ocasión de una cena de despedida al uso, sentado con los marineros de las tripulaciones que le acompañan en las regatas, sino que fue un discreto pica pica improvisado y regado con vino de Rioja. En la zona nadie sabe de una recolecta para comprarle una casa donde pueda alojarse porque ya cuenta con la de Pedro Campos, presidente del Real Club Náutico de Sanxenxo, que le ha dicho literalmente «que tiene las puertas abiertas de la mía». Ofrecimiento que el alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, ha repetido por activa y por pasiva para cuando guste regresar e, incluso, es tal el agradecimiento de los gallegos, que en el año 2005 le pusieron su nombre al club náutico de la zona.

De momento, al contrario que pasa en otros lugares de España, ni se les pasa por la cabeza cambiarle el nombre porque están muy agradecidos con el Rey Emérito por el hecho de haber puesto a Sanxenxo en el mapa internacional. Por cierto, que Don Juan Carlos está bastante informado de todo lo que se publica en España, ya que sus amigos se encargan de remitirle las crónicas. Si sigue en Emiratos, es un misterio, y si regresará pronto, otra incógnita. Que le acompaña un reducido equipo de seguridad, es cierto, y que su fisio se haya desplazado también resulta probable porque todos los días tiene que hacer una rutina de ejercicios.

En cuanto a las regatas, la competición que sí se mantiene es la llamada Copa España/Desafío Nao Victoria para embarcaciones de la clase 6 metros. Comienza el viernes y siempre coincidía con la Rey Juan Carlos. El fin de semana pasado estuvieron entrenado seis barcos, pero el Bribón, que es el que suele patronear el Rey Emérito, no salió. Mañana son los entrenamientos oficiales, con los 12/15 barcos de 6 metros que toman parte de la competición. La flota tiene su base habitual en Sanxenxo. A la cita faltarán las diez embarcaciones extranjeras por culpa de las limitaciones impuestas por el covid.

En la regata Rey Juan Carlos suelen tomar parte más de 1.000 navegantes, repartidos en unas 180 embarcaciones de todas las categorías, desde optimist para niños de 8 años hasta barcos clásicos de 6 metros en la que regatea el Rey Juan Carlos, con 82.