Las lágrimas de Delphine Böel al pronunciar sus primeras palabras como princesa

Tras siete años de batalla judicial, por fin la artista belga Delphine Böel podrá utilizar el apellido Sajonia-Coburgo y ser tratada de princesa tras ser reconocida hija de Alberto de Bélgica. Contenta por la victoria, Böel nunca ha buscado beneficio económico de esta situación pero no quería que se la reconociera como una hermana diferente. e conociese como una hermana diferente.

“No me esperaba romperme”, ha asegurado entre lágrimas cuando un periodista le ha preguntado si se esperaba el apoyo que durante todo este tiempo ha recibido de su marido. “Hemos intentado reírnos mucho de mi situación, para llevarlo mejor. Creo que mis hijos están contentos de ver a su madre feliz, de ver a una mamá que no se ha dejado vencer. Espero haber dado un buen ejemplo”, ha confesado muy emocionada y sin poder contener las lágrimas.

Böel ha querido también mostrar su agradecimiento a su madre, Sybille de Selys Longchamps que “ha sufrido enormemente” y que incluso “le ha costado la salud”. “Ha sido como estar en un campo de batalla”, pero reclamar ser reconocida por su padre cree que era algo “natural”.

“Yo no cambiaré, pero me sentiré mejor en mi interior, más libre, más feliz, por mis hijos también”, ha afirmado. No pretende además que se dirijan a ella como princesa salvo que eso sirva para apoyar algún fin benéfico, puesto que ella se sigue considerando ante todo una artista.