Tamara Falcó se desata: besos con y sin mascarilla con su amor Iñigo Onieva

La pareja ha sido pillada derrochando muestras de cariño públicamente

Tamara Falcó e Iñigo Onieva
Tamara Falcó e Iñigo Onieva FOTO: Europa Press

Hace tan solo dos días que descubrimos que a la futura Marquesa de Griñón, tras un duro año de pérdidas, finalmente le sonríe la vida. Y aunque en lo profesional Tamara Falcó vive uno de sus mejores momentos, parece que también en lo personal. La hija de Isabel Preysler está ilusionada y la culpa de esta nueva ilusión, que le ha devuelto la sonrisa, la tiene Íñigo Onieva. El lunes saltó la bomba de esta nueva relación entre el joven empresario y la socialité, y ahora la revista ‘Hola’ publica en exclusiva las imágenes que demuestran este romance.

En la portada de la revista del saludo podemos ver una foto de Tamara Falcó e Íñigo Onieva... ¡besándose con mascarilla!

Portada de la revista Hola
Portada de la revista Hola FOTO: Hola

Aunque se desconoce el momento exacto en el que la pareja comenzó su historia de amor, lo cierto es que Tamara e Íñigo se conocen desde hace muchos años ya que ambos comparten una gran cantidad de amigos entre los que se encuentra el primo de la socialité, Álvaro Falcó y su novia Isabelle Junot. Lejos de ocultarse, y más feliz que nunca, la nueva Marquesa de Griñón presume de su nueva pareja públicamente. Pero, ¿por qué un beso con mascarilla? ¿Tienen miedo a contagiarse o es solo postureo ante los ojos de los paparazzi? ¿Los besos con mascarilla contagian o no el Covid-19?

Según fuentes médicas consultadas por LA RAZÓN, “las mascarillas disminuyen muchísimo la tasa de transmisión de aerosoles, y más si son FFP2. Pero si son de tela son más permeables. En cualquier caso, esto es como todo. Es importante tener en cuenta si son convenientes o no. Y en caso de que no, debe tenerse en cuenta que probablemente se estén dando un beso con la mascarilla puesta porque están en la calle y deben cumplir las normas, pero en la intimidad no será así…”.

No hay ningún estudio científico que diga que los besos con mascarilla contagian o no”, asegura el doctor Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), “el uso de las mascarillas no es para darse besos sin contagio. Quizás, al ser personas públicas, lo hayan hecho por imagen, como un gesto de responsabilidad”.

De hecho, creemos que es así, ya que horas más tarde de esta romántica foto, ambos se reunieron con una pareja de amigos en uno de los restaurantes más exclusivos de Madrid, donde Tamara e Íñigo Onieva se derritieron en muestras de cariño y complicidad durante toda la velada. Lejos de esconderse, la pareja compartió besos ante los ojos del resto de comensales demostrando que su relación va viento en popa. Besos sin mascarilla, por supuesto. Mientras que Íñigo se perdió en atenciones hacia su chica durante toda la cena, sus acompañantes disfrutaron de la estampa formando un corazón con sus propios brazos como muestra de aprobación hacia esta nueva unión.

¿Quién es Íñigo Onieva?

Iñigo Onieva es un madrileño de 31 años, que se dedica al diseño de coches. Además, es hermano de la actriz Alejandra Onieva, conocida por su participación en series como Presunto Culpable y El Secreto de Puente Viejo y ha estudiado Ingeniería Técnica en Diseño Industrial en la Univelrsidad Antonio de Nebrija. Posteriormente se mudó a Italia donde realizó un Master en Diseño de Transportes en el Instituto d’Arte Applicata e Design. Además estudió en Londres otro Master de Diseño de Automóvil en Royal College Of Art.

Trabajó como diseñador en la revista Car Magazine, diseñando nuevos conceptos de coche con la ingeniería más puntera. En 2016 fichó por SEAT como diseñador y en la actualidad trabaja como diseñador automovilístico en la empresa de construcción de coches y autocares italiana Zagato, con sede en Milán, donde reside desde entonces. En su perfil de Linkedin se pueden encontrar algunos de los prototipos creados por Iñigo desde que comenzó su trayectoria profesional en el sector.

Es un gran aficionado al Kite Surf y al esquí y comparte con Tamara el sentido del humor y su interés por la cocina.