Andrea Levy confiesa que padece fibromialgia

La delegada de Cultura de Madrid ha querido poner fin a las burlas y memes que tratan de ridiculizarla a través de las redes sociales

Thumbnail

Al cierre de esta edición, aún permanecía publicado el tuit escrito por José Zaragoza, diputado del PSC en el Congreso: «Se llama Andrea Levy. Es concejala de Cultura. En Madrid. Es del PP. Tiene dificultades para leer tres frases en castellano. Debe ser por culpa de la inmersión lingüística». Todo ello, acompañado de un vídeo de una comparecencia de Levy, el pasado martes en el Pleno municipal, en la cual se trababa varias veces. La publicación fue recibida con entusiasmo por parte de los «palmeros» de Zaragoza. Lo que ni ellos ni el diputado sabían es que Levy sufre fibromialgia. Y ante la avalancha de insultos e insinuaciones, decidió hacer pública su enfermedad.

«Eran muchos los mensajes, diciendo barbaridades sobre mi estado. Que si iba borracha, que si iba colocada porque se me secaba la boca... Sobre todo, lo que me dolía es que se estaba poniendo en duda mi trabajo y mi responsabilidad», afirma Andrea Levy a LA RAZÓN.

La concejala de Cultura relata que llevaba «muchos años» padeciendo dolores, sobre todo de carácter muscular. Rigidez en la espalda, en el brazo... Algo que podía achacar a su trabajo, «de mitin en mitin». En un momento dado, los antiinflamatorios dejaron de hacer efecto. Así, el pasado mes de julio, su médico le animó a profundizar en su problema. Le hicieron radiografías y resonancias. El diagnóstico, fibromialgia. Una enfermedad crónica, que «funciona por brotes», caracterizada por dolores en músculos y huesos y que suele estar acompañada de fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. Unos síntomas que hicieron acto de presencia el martes.

«Era algo que solo sabían las personas de mi entorno, mi equipo. Saben cuándo aguanto el dolor y cuándo no puedo más, si he dormido o si no...», explica Levy.

Si bien esos mensajes en redes sociales eran denigrantes, la concejala recibió muchos otros a lo largo de la tarde y de signo muy distinto. Entre ellos, los de la Asociación de Fibromialgia de la Comunidad de Madrid, presidida por Luisa Fernanda Panadero. Levy afirma que se siente «arropada» por muchas mujeres que se han sentido identificadas con ella cuando ha comunicado su enfermedad. Y es que, comentarios como el de «estuviste de juerga anoche» son demasiado frecuentes. Y sí, sobre todo mujeres, ya que son ellas las que sufren fibromialgia en mayor medida que los varones. En ese sentido, la concejala de Cultura se muestra «liberada», pues se trata de una enfermedad que puede «estigmatizar».

Sobre Zaragoza, cree que «un mal tuit lo tiene cualquiera». «Lo que me ha dolido es que una persona con la que he compartido tertulias, que conozco, que forma parte de mi mismo entorno, fuera capaz de intentar denigrarme diciendo que no sabía leer. Debe haber un límite entre los políticos, un respeto entre los compañeros. Le ha faltado ese decoro que debe tener un servidor público y ha quedado retratado».

Ahora todos conocemos su estado, pero la vida de Levy no va a cambiar a partir de ahora. «Se trata de controlarlo. En esta enfermedad aprendes a conocerte a ti misma y sabes cuándo tienes que parar. Antes lo aguantaba, pero ahora identificas más el nivel de dolor y sabes parar. Y agradeces cada día que estás bien».

De esta manera, la delegada de Cultura de Madrid ha querido poner fin a las burlas y memes que tratan de ridiculizarla a través de las redes sociales.

¿Qué es la fibromialgia?

La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado que provoca fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo. También dolores de cabeza tensionales, trastornos de la articulación temporomandibular, síndrome de colon irritable, ansiedad y depresión; entre otros. Se cree que esta enfermedad amplifica las sensaciones de dolor porque afecta el modo en que el cerebro y la médula espinal procesan las señales de dolor y de no dolor.

Las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar fibromialgia. Hoy en día no existe una cura para la enfermedad, pero sí hay varios medicamentos que pueden ayudar a controlar los síntomas.