El dilema de Jesulín de Ubrique ante la mayoría de edad de Julia Janeiro

Los padres de la instagramer están preocupados por las fotos que la joven cuelga en las redes

Julia Janeiro Campanario
Julia Janeiro CampanarioInstagramLa Razón

A Julita Janeiro le gustan los beneficios de la popularidad. Pero no se da cuenta de sus perjuicios. A punto de cumplir la mayoría de edad, celebrará su dieciocho cumpleaños en abril, la adolescente ya cuenta con más de treinta mil seguidores en las redes sociales. Hasta aquí, todo bien, pero sus padres, Jesulín y María José Campanario, ya han tenido una seria conversación con ella para advertirle de que sea más discreta con las fotos que cuelga en su Instagram, algunas en diminutos bañadores que dejan entrever un físico espectacular. El torero y su mujer no quieren que su hija pequeña, la mayor es Andreíta, la del pollo, vaya más allá, y en cuanto le caigan los 18, se “desmadre” demasiado.

Andrea y Belén Esteban se hacen un selfie durante sus vacaciones
Andrea y Belén Esteban se hacen un selfie durante sus vacaciones

Julia no tiene nada que ver con su hermana Andrea, la más discreta de la familia, prácticamente desaparecida de las redes y adoptando por bandera el anonimato. Julita empieza a disfrutar el hecho de saberse popular. Y en abril se abre la veda con los papparazzis tras ella.

Campanario se horroriza al pensarlo

Su niña del alma en boca de todos. No es suficiente que la Campa genere polémicas con sus vídeos. Ahora Julita.

El padre torero no se esperaba esta “cuadrilla”, no entiende de redes sociales, lo suyo, lo repite constantemente, es ser “carne” del “Hola”, su revista de cabecera. La de las entrevistas bien pagadas. Allí sí que habla lo que calla con el resto. El dinero manda. Y Julia tiene en sus papás el mejor ejemplo para beneficiarse económicamente de la popularidad. Es una niña lista, preparada y medianamente culta.

Le gusta sentirse influencer, marcar tendencia, sacar un buen dinerito promocionando marcas.

Julia Janeiro Campanario, hija de Jesulín de Ubrique y hermana de Andrea, la hija de Belén Esteban
Julia Janeiro Campanario, hija de Jesulín de Ubrique y hermana de Andrea, la hija de Belén EstebanINSTAGRAMINSTAGRAM

Dicen que algunas empresas esperan a que llegue el 18 de abril, el de la mayoría de edad de Julita, para llevarla a su terreno. Ofertas no le van a faltar.

Y si no cambia de opinión, el próximo curso iniciará la carrera de Administración de Empresas en Madrid, cerca de su novio, Brayan Andree Mejía Avila, un joven futbolista de 20 años que ha jugado en equipos como el Getafe cadete, en los juveniles del Parla y el Leganés, el Móstoles y, actualmente, en el Aranjuez, y al que su chica ha jurado amor eterno en uno de sus mensajes de Instagram, el del Día de los Enamorados, acompañado por una tierna imagen en la que se les ve fundidos en un cálido beso.

Brayan es un defensa lateral zurdo con enorme proyección de futuro

En la capital madrileña puede producirse también otro reencuentro que no le haría ninguna gracia a la Campa, el de su hija y su hermana Andrea. Ninguna de las dos es partidaria de las guerras mediáticas entre sus respectivas mamás. Han preferido mantenerse al margen de todo y de todas.

María José Campanario es reacia a que Juls tenga relación con Andrea, la hija de Belén Esteban y Jesulín
María José Campanario es reacia a que Juls tenga relación con Andrea, la hija de Belén Esteban y Jesulín

El problema es que el padre de ambas nunca ha potenciado el acercamiento entre sus hijas, al contrario, el resentimiento contra su ex y madre de Andrea, Belén Esteban, se ha extendido por inercia hacia su primogénita. Nadie lo entiende. Ni tan siquiera la abuela paterna, Carmen Bazán, que nunca ha hablado mal de “la princesa del pueblo” y que adora a su nieta Andreíta. Por circunstancias de la vida, quizá también por consejo “jesulínico”, abuela y nieta hace años que no tienen contacto, pero tampoco es que Carmen se relacione como debiera con Julia. La Campa, que no se lleva con su suegra, es un muro, dicen, que crea cismas familiares.

Pero si Julita acaba residiendo en Madrid se romperán muchos tabúes e inquinas. Lejos del amparo materno, y gozando de su independencia y libertad, nadie impedirá que se relacione con quien quiera, incluyendo así a su hermana Andrea.

Julia Janeiro Campanario
Julia Janeiro CampanarioInstagramLa Razón

En las redes sociales se presenta como Juls Janeiro, y cada vez que pone a la venta algunas de las prendas que desecha de su vestuario, se las quitan de las manos.

Todos se preguntan si, al igual que sucedió con Terelu Campos y su hija Alejandra, la Campa presentará a Julita en sociedad mediante una bien pagada exclusiva en una revista del corazoneo.