Carla Vigo, la sobrina de Doña Letizia se lanza al ruedo mediático y consigue ser chica de portada

Concede una entrevista a “Semana” en la que asegura que “la gente se cree que levanto el teléfono y consigo cosas y eso no es así”

Carla Vigo, la sobrina de Letizia, fotografiada para la revista Semana
Carla Vigo, la sobrina de Letizia, fotografiada para la revista Semana FOTO: REVISTA SEMANA REVISTA SEMANA

Desde que cumplió la mayoría de edad, hace tres años, a Carla Vigo Ortiz, sobrina de los reyes Felipe y Letizia, le han pedido entrevistas, invitaciones a platós de televisión e incluso, que participe en realitys como “Supervivientes” y eso a cambio de una buena suma de dinero, que para cualquier joven de su edad, 21 años, que se quiera dedicar a la interpretación, habría sido un buen trampolín. Hasta la fecha han sido sus redes sociales, en las que es muy activa, Tik Tok es su favorita, el altavoz con el que se ha comunicado. No sin ciertos reparos por una parte de su familia, que preferiría que tuviera las redes cerradas y un perfil bajo.

Sin embargo, hoy habla por primera vez de ella, de su vida y de sus metas en la revista “Semana”. La portada y diez páginas interiores están dedicadas a la hija de Antonio Vigo y de Erika Ortiz, la hermana pequeña de Letizia, que murió cuando Carla tenía seis años y a la que la joven lleva “en el corazón”. En “Semana” afirma que siempre quiso ser actriz y que tampoco descarta cantar, su voz tiene una tesitura lírica y descubrió que cantaba bien a los doce años. Desde pequeña avisaba que lo suyo era la interpretación, estudiar no se le daba bien, sin embargo, memorizar guiones le resulta fácil y encima de un escenario “me transformo. Soy feliz”, declara en la revista.

Carla Vigo, la sobrina de Letizia, fotografiada para la revista Semana
Carla Vigo, la sobrina de Letizia, fotografiada para la revista Semana FOTO: REVISTA SEMANA REVISTA SEMANA

En su familia hay división de opiniones, hay quien la apoya y quien preferiría que estuviese en un trabajo convencional y calladita. Es mayor de edad y con la idea fija en lo que quiere, ser actriz, influencer y cantante, ya no hay quien la pares. En primero de bachillerato colgó el instituto, intentó entrar en la Escuela de Arte Dramático pero no pudo. Ahora sigue clases de canto e interpretación on line. Es perfectamente consciente de por qué levanta interés: es sobrina de doña Letizia y le gustaría no llevar siempre la coletilla “sobrina de la reina”. Lo oculta tanto y jamás lo usa para obtener un beneficio, que para aprender alemán y dado que se mantiene por sí misma desde hace años, se fue de au pair a Alemania. Es decir cuidando niños y ayudando en las labores domésticas de la casa. Cuenta la anécdota del impacto que se llevó la madre alemana de los dos niños que cuidaba porque no sabía que tenía en casa a la sobrina de la reina de España.

Hasta ese punto huye Carla del estigma de ser “sobrina de”. Sin embargo, “Semana” no le hubiese dedicado ese despliegue si no fuese quien es y posiblemente, la firma de moda granadina 21ship no la hubiese contratado como imagen y embajadora de la marca si no contase con el tirón mediático que Carla Vigo suscita, tampoco yo estaría escribiendo esta crónica, eso es una realidad, pero también que es una joven de 21 años con vocación de actriz que no ha tenido una vida fácil y que depende de sí misma desde que se independizó y como dice en la entrevista “la gente se cree que levanto el teléfono y consigo las cosas y no es así”.

Carla Vigo
Carla Vigo FOTO: Instagram Instagram

De sus tíos los reyes o sus primas hermanas no habla, así la presionen, pero sí reconoce lo difícil que resulta vivir entre dos mundos tan diferentes, el de su cotidianidad en el piso que comparte y sus viajes en Cercanías a cuando alterna con la familia de la hermana mayor de su madre. Por cierto, ha participado en muchos “casting” y aún no le han dado una oportunidad, pero su sueño sería trabajar con los Javis, a ellos les ha enviado un par de mensajes y está a la espera de respuesta.