La vida ‘a tutiplén’ de Mar Flores frente a la debacle de Javier Merino

La modelo ha rehecho su vida junto a un multimillonario mexicano, mientras que el empresario atraviesa por una situación económica muy complicada.

Mar Flores y Javier Merino en los Premios 'Dedales de Oro'
Mar Flores y Javier Merino en los Premios 'Dedales de Oro'

Era marzo de 2016 cuando Mar Flores y Javier Merino anunciaron su divorcio a través de un comunicado, aunque la separación se había producido varios meses atrás. Pusieron así fin a 18 años de amor, aunque entre ellos siempre se ha mantenido la buena sintonía. Sobre todo por el bien de los cuatro hijos que tienen en común: Beltrán, Mauro, Bruno y Darío. Al principio no trascendieron los detalles o los motivos de su ruptura, pero en 2017 la modelo terminó confesando que fue él quien dio el primer paso hacia una vida por separado. Una decisión que la dejó completamente rota.

La decisión de terminar con mi matrimonio no fue mía, fue de Javier. Cuando una mujer como yo, que he formado parte del mundo de la moda y de la estética... En fin... Cuando te dicen: ‘Hasta aquí, ya no continuamos’, te están rechazando... Como mujer, me sentí muy dañada, porque no me sentía que valiera como profesional o como madre estupenda. Esa parte sí que me costó reconstruirla”, lamentó Mar Flores ante la prensa en un evento en 2017, poco más de un año después de divorciarse de su exmarido. Un divorcio amistoso y de mutuo acuerdo, por cierto.

Mar Flores posando
Mar Flores posando

Fueron meses complicados para Mar Flores. La separación afectó a su autoestima y estado anímico, pero no hay nada que el tiempo no pueda curar. La modelo se recompuso, y en su recuperación fue clave el nombre de Elías Sacal, el multimillonario mexicano con el que ha rehecho su vida. La pareja atravesó un bache poco después de empezar su relación, pero superaron las adversidades y se dieron una segunda oportunidad que se ha alargado hasta el día de hoy. De hecho, se les vio juntos y muy acaramelados a principios de este 2021, durante un romántico viaje por el Caribe. La presentadora rezuma felicidad por los cuatro costados, una situación muy diferente a la que se encuentra su exmarido.

El ocaso de Javier Merino

El caso del empresario poco tiene que ver con el de la modelo. A él no se le ha conocido pareja desde que se divorciaron, y la única mujer con la que se le ha relacionado fue Beatriz Grande, con quien acudió a la boda de Carlos Falcó y Esther Doña. Nunca se confirmó que fueran pareja, y la ausencia de imágenes juntos esfuma la posibilidad de que mantengan su vínculo, fuera del tipo que fuera.

Javier Merino en un partido de tenis con un amigo
Javier Merino en un partido de tenis con un amigo

En el plano económico, Javier Merino tampoco ha tenido mucha suerte. El pasado mes de mayo, El Confidencial publicó que la mítica sala Fortuny de Madrid, de la que él era propietario, salió a subasta por 23 millones y medio de euros a consecuencia de las numerosas y elevadas deudas que el empresario mantiene. Por el club han pasado rostros tan conocidos como Fonsi Nieto, Fiona Ferrer o Marta Castro, y otros tantos de fama internacional, entre los que se encuentran Brad Pitt, Catherine Zeta-Jones o Pippa Middleton, hermana de Kate Middleton.

Además, en febrero también le fue embargada una gasolinera por sus pasivos con diferentes entidades financieras. Fue en 2013 cuando declaró en concurso de acreedores varias de sus compañías, y desde entonces no ha levantado cabeza.