Famosos

Del éxito de Belén Esteban a la multa de la oxigenada Patricia Conde

Belén Esteban y Patricia Conde
Belén Esteban y Patricia CondeLa Razón

Lo ha conseguido antes de lo que imaginaba, milagros de nuestro país siempre poco selectivo y exigente: , somos así de generosos: Belén Esteban ya es uno de nuestros nuevos personajes populares, conocidos y casi me atrevería a decir que también queridos, no hay que andarse por las ramas. Se lo ha ganado a pulso elevándose desde su humilde existencia y, al fin, ya figura entre “las más”, aunque muchos todavía no lo entienden. Pero así hemos cambiado entendiendo que que son otras las circunstancias de cuando encabezaban las vips Beatriz de Orleans o Pitita Ridruejo. El tiempo demostrará si estamos equivocados.

Pero es lo que hay, debemos digerirlo y entenderlo. No hacerlo así supondría un fallo. Primero hay que intentarlo para ver en que queda todo y se imponen nuevas soluciones aunque quizá sobrevaloremos a la rubia lanzada vertiginosamente tememos que con precipitación y alevosía. Toquemos madera mientras se gesta la que puede ser lo mismo un inesperado subidón social que estrepitosa y decepcionante caída en picado .El tiempo tiene la palabra y resolverá si es relativamente fácil alcanzar y sostener este recién estrenado estrellato. Tengo mis dudas y toco madera aunque deseo lo mejor para ella que es una luchadora incansable. Tal esfuerzo merecería conseguir el mejor premio.

Como acaso lo consigue Alejandro Sanz en sus llamativas vacaciones andaluzas con Rachel Valdés, una de las nuevas parejas mas perseguidas del verano. Se entiende por qué. Tienen encanto físico y sentimental, su imagen encandila igual que esas doradas e inmensas playas gaditanas tan cerca del Santuario de la enorme Regla tan querida por Rocío Jurado donde ahora doña Esperanza Aguirre recupera fuerzas y coge color.

Patricia Conde FOTO: Patricia Conde Instagram

Aunque diferente es el ponerse negra de Patricia Conde condenada a pagarle dos millones a Hacienda porque 2017-¿vaya jeta!- pasaba como profesionales los gastos personales, ojito con eso, reformas en su casa donde estableció sus representación artística y los estudios de grabación y producción, iIegal en toda regla. De ahí la condena e indemnización que ahora le imponen ejemplarmente. Que Hacienda somos todos, querida y muy oxigenada presentadora. A ver si se entera entre tinte y tinte.