Gente

Las manías de Carlos III: su propio asiento del inodoro y cordones planchados

Algunos comportamientos recuerdan a personas que padecen un TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo)

Carlos III, ayer, en el Funeral de Estado
Carlos III, ayer, en el Funeral de Estado FOTO: Carl Court AP

Algunos de los comportamientos de Carlos III recuerdan a personas que padecen un Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC). Las manías y excentricidades del nuevo monarca de Inglaterrra, proclamado el pasado 10 de septiembre, dos días después de la muerte de Isabel II, ponen de manifiesto su carácter autoritario.

El día que juró el cargo, firmó los documentos correspondientes. Fue entonces cuando su mala cara a uno de sus asistentes para que le quitara el tintero de la mesa porque le quitaba espacio se convirtió en viral. Las redes tildaron su comportamiento de altivo por no ser capaz de retirarlo él mismo.

Tres días después puso de manifiesto que no soporta mancharse. Primero preguntño a un miembro de protocolo qué día era y cuando le confirmaron que 13 señaló que se había confundido y había escrito 12. Entonces vio que la pluma perdía tinta y no dudó en espetar un “Oh dios, odio esto”, y salía de la sala sin esperar a Camilla.

Carlos III, ayer camino de Westminster. AP
Carlos III, ayer camino de Westminster. AP FOTO: Martin Meissner AP

Además, Carlos III es conocido por sus manías y obsesiones. Por ejemplo, no manipula la pasta de dientes cuadno se lava los dientes. Sus ayudantes de cámara tienen que dejarle preparado 2,5 centímetros de pasta de dientes exactamente sobre las púas, antes de que entre a asearse. Así lo desveló Paul Burrell, el antiguo mayordomo de la princesa Diana, en el documental ‘Serving the Royals: Inside the Firm’ (2005). Además tiene que tener planchado el pijama todas las mañanas así como que le planchen los cordones de los zapatos todos los días, según señaló Burrell.

Dos ciruelas en el desayuno y se deja una

El chef Darren McGrady, que trabajó para la Casa Real británica, desveló que el hijo mayor de Isabel II pide siempre de desayuno dos ciruelas, que él coloca con un poco de zumo en un tazón para que maceren. y siempre se deja una. Además de la ciruela, desayuna muesli, fruta fresca (siempre de temporada), (normalmente Darjeeling); y miel. Allá donde va siempre tienen que llevarle una caja de madera con seis tipos diferentes de miel. Antes también tomaba huevos hervidos cada mañana, que debían hervirse cuatro minutos exactamente.

El rey Carlos III y la reina consorte, Camilla. (AP Photo/Frank Augstein, Pool)
El rey Carlos III y la reina consorte, Camilla. (AP Photo/Frank Augstein, Pool) FOTO: Frank Augstein AP

Cuando viaja fuera de su país, Carlos III se lleva sus manías, y nunca mejor dicho, ya que según la exdirectora de “The New Yorker” y “Vanity Fair”, Tina Brown, desveló en su libro “The Palace Papers: Inside the House of Windsor-The Truth y the Turmoil”, el monarca pide que le envíen antes de llegar a su destino, muebles e incluso fotos y adornos además de su cama. Además también pide que le lleven su propio asiento del inodoro y su papel higiénico preferido, el Kleenex Velvet.

Manías en el baño

En cuanto a la hora del baño, también tiene sus manías. El tapón de la bañera siempre tiene que estar en una posición determinada, al igual que la toalla. La temperatura debe estar tibia, a 20 grados, y la bañera llena hasta los 18 centímetros.

El biógrafo real Anthony Holden explicó en el documental “The Madness of Prince Charles”, que Carlos III se viste siempre con ayuda de dos hombres, como mínimo. Estos le asisten cuando se cambia de ropa hasta cinco veces al día.

Además, tiene por costumbre ofrecer galletas al resto de comensales pero deben estar a una temperatura concreta.