Gente

Arantxa NO LEVANTA cabeza desde su divorcio: del desamor al supuesto alzamiento de bienes

La fiscalía ha pedido cuatro años de cárcel para Arantxa Sánchez Vicario y para Josep Santacana por alzamiento de bienes

LA EX TENISTA ARANTXA SANCHEZ VICARIO Y SU MARIDO JOSEP SANTACAN DURANTE EL ENTIERRO DE ALVARO BULTO
29/08/2013
BARCELONA
LA EX TENISTA ARANTXA SANCHEZ VICARIO Y SU MARIDO JOSEP SANTACAN DURANTE EL ENTIERRO DE ALVARO BULTO 29/08/2013 BARCELONAGTRESONLINE©GTRESONLINE

La fiscal pide cuatro años de prisión para la extenista Arantxa Sánchez Vicario, así como para su exmarido Josep Santacana, por urdir un plan para descapitalizar su patrimonio con el que evitar el pago de una deuda a un banco de Luxemburgo y con el “ánimo de un enriquecimiento ilícito”. En su escrito de acusación, el ministerio público acusa a ambos de un delito de alzamiento de bienes o de insolvencia punibles, y al pago de una multa de 12 euros diarios durante 24 meses, en total, unos 8.300 euros.

El Banco de Luxemburgo pidió en 2018 a la titular del juzgado de instrucción número 4 de Barcelona que ordenara el ingreso en prisión de la tenista Arantxa Sánchez Vicario y de Santacana, en el marco de la querella en que le exige el pago de una deuda de algo más de 6 millones de euros, alegando que disponían de fondos suficientes para saldarla, deuda que la fiscal solicita se abone en concepto de responsabilidad civil en su escrito de acusación.

Divorcio en Miami

Desde 2019 lleva Arantxa Sánchez Vicaria en plena lucha judicial para divorciarse de Josep Santacana con quien se casó en 2008 y se separó tras diez años de matrimonio y dos hijos en común.

El pasado mes de marzo, la Audiencia de Barcelona daba la razón a la ex tenista al decidir que el divorcio se llevaría acabo en Miami, por lo que se anulaba el divorcio emitido en su momento por el Juzgado de Esplugas de Llobregat..

A Santacana le beneficiaba eludir a los tribunales de La Florida donde tendrá que explicar cómo ganó su fortuna, cuando al casarse no tenía nada, además de explicar por qué la tenista está actualmente en la ruina después de que él fuera el administrador de los bienes del matrimonio.

En Cataluña, se tuvieron en cuenta las capitulaciones firmadas por Sánchez Vicario y Santacana antes y durante su matrimonio y por las que en caso de divorcio no podrían reclamarse nada el uno al otro, por lo que el empresario se libraba de rendir cuentas sobre su actual patrimonio. Una sentencia que no se podía apelar y motivo por el que la deportista quería que su divorcio se juzgara en Estados Unidos. En Miami los acuerdos prematrimoniales de separación de bienes firmados en España no tienen ningún valor.

La pandemia del coronavirus ralentizó el divorcio de la pareja al estar tanto en dependencias judiciales catalanas como estadounidenses, con leyes muy distintas al respecto. Parece que finalmente el desenlace es favorable para Arancha Sánchez Vicario que desde su retirada de la competición profesional se ganaba el sueldo dando clases de tenis en un colegio de Miami así como como comentarista deportiva.

El 17 de marzo pasado, la Sección 12 de la Audiencia Provincial de Barcelona, emitió el fallo sobre la petición de Arantxa Sánchez Vicario contra la sentencia de divorcio dictada en 2019 por el Juzgado de Esplugas, donde Santacana había solicitado el divorcio, y el Juzgado se lo concedió. Pero el recurso de la tenista paralizó la sentencia definitiva, de ahí que hasta ahora siguieran oficialmente casados.

Si la Audiencia de Barcelona hubiera ratificado su divorcio, confirmaría la ruina de Arantxa Sánchez Vicario, sin olvidar la deuda de casi 7 millones de euros contraída con el Banco de Luxemburgo por un aval impagado. La expectación ante ese fallo era enorme para unos y otros. Si la Audiencia hubiera ratificado su divorcio en lugar de inhibirse, ello hubiera supuesto para Arantxa Sánchez Vicario la confirmación definitiva de su ruina, sin olvidar que el Banco de Luxemburgo reclama al matrimonio casi 7 millones de euros por un aval impagado, más los costes y los intereses.

Arantxa Sánchez Vicario se pronunció entonces a través de una nota de prensa redactada por el despacho de sus abogados: “Siempre he creído en la justicia. Siempre he respetado las sentencias y lo seguiré haciendo en el futuro, aunque en ocasiones es difícil abstraerse de las noticias que se publican en prensa. Por ello, este será el único comunicado que se hará. En consecuencia, toda cita a mis allegados que se haga en adelante, carecerá de veracidad”.

El todavía matrimonio se encuentra enfrentado aun por los asuntos correspondientes a la manutención y la educación de los dos hijos que tienen en común y por el que consiguieron una especie de custodia compartida antes de que se presentara la demanda de divorcio. Un tema que el abogado de la extenista en España desconoce dado que es un proceso que se está llevando a cabo en los tribunales de Florida pero del que dice “está paralizado”.