Gente

Carla Vigo quiere ser profeta en su tierra, Aranjuez

Interpretará su personaje en la versión de “Yerma” de Rafael Amargo

Carla Vigo, sobre el escenario en Pozoblanco, Córdoba
Carla Vigo, sobre el escenario en Pozoblanco, Córdoba FOTO: Rafa Sanchez Ruiz GTRES

El 26 de diciembre la sobrina de la Reina Letizia cumplirá uno de sus mayores sueños, actuar en la ciudad en la que viven su padre y todos sus amigos de la infancia, en la localidad madrileña de Aranjuez. Ese día, a las siete de la tarde y en el Teatro Real Carlos III, Carla Vigo se subirá al escenario para interpretar su personaje en la versión de “Yerma” montada por la compañía de Rafael Amargo.

La hija de la fallecida Erika Ortiz vivía en Aranjuez con su padre, Antonio Vigo, la pareja de este y sus dos hijos. Tras emanciparse, parece ser que ahora ocupa con su novio un apartamento en el centro de Madrid.Carla es María en este montaje lorquiano, la amiga de Yerma, y tras actuar en varias ciudades españolas, el mismo Amargo la ha definido como “una chica con mucha chispa”.

Carla Vigo en una imagen de archivo
Carla Vigo en una imagen de archivo FOTO: Gtres

En Aranjuez la acompañarán en el reparto dos rostros que han sido durante años protagonistas de las revistas del corazón, Alejandro Reyes, hijo de Ivonne Reyes, y la actriz Ivonne Armant, nieta del tenor Placido Domingo, que ha vuelto a España para quedarse indefinidamente, tras residir varios años en Mexico, su lugar de nacimiento.

Rafael Amargo ha conseguido un golpe de efecto con estas tres contrataciones, porque el resultado está siendo muy positivo en la taquilla.Ya veremos si Carla consigue su gran propósito, ser profeta en su tierra.Enviado desde mi iPad.

En “Yerma” la joven interpreta a María, la amiga fértil de “Yerma”, un papel perfecto para ella, tal y como aseguraba Amargo en su debut teatral, y en el que vimos a la ahora actriz completamente entregada, derrochando emoción sobre las tablas en el que fue su primer contacto con el público. Al terminar la función, Carla Vigo no pudo ocultar los nervios propios que toda experiencia nueva conlleva y más si es ante el público; pero el coreógrafo y bailarín, satisfecho del éxito de su iniciativa, se reafirmó en su apuesta por la sobrina de la Reina: “Estoy muy contento por ella porque yo quería que así fuera y así ha sido. Es una actriz encima de las tablas y es lo que más me llena de orgullo porque yo ya tengo una carrera más que demostrada pero ella tiene que demostrar su carrera y lo ha hecho muy bien”.