Gente

Samantha Vallejo-Nájera viraliza a su hijo Roscón en el Día Mundial del Síndrome de Down

La chef se solidariza así con las personas con esta condición

Samantha Vallejo-Nágera y su hijo Roscón
Samantha Vallejo-Nágera y su hijo Roscón FOTO: @samyspain Instagram

Hoy, 21 de marzo, se celebra el Día Mundial del Síndrome de Down, una jornada definida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la que se pretende concienciar a la sociedad sobre la valía de las personas con discapacidad intelectual y reclamar su autonomía e independencia, recalcando sus numerosas contribuciones a la comunidad. Samantha Vallejo-Nájera, empresaria y jurado de ‘Masterchef’ en todas sus ediciones, tiene muy presente esta fecha porque uno de sus hijos, Roscón, nació con esta condición, y ha querido rendirle un especial homenaje promoviendo una simpática campaña a través de sus redes sociales.

Bajo los lemas “son diferentes, pero iguales” o “todos somos únicos y diferentes”, Samantha Valljo-Nájera ha animado a todos sus seguidores a publicar en sus cuentas de Instagram fotografías en la que muestren sus pies con calcetines de distinto color o estampado. Cientos de usuarios ya se han sumado al hashtag #RosconForPresident, mostrando así su solidaridad con el hijo de la empresaria y el resto de personas con síndrome de Down. A modo de agradecimiento, la juez de ‘Masterchef’ ha compartido en sus redes sociales la mayor parte de las imágenes que sus seguidores le han hecho llegar.

Lo cierto es que Roscón se ha vuelto en una de las personas más relevantes de la cuenta de Instagram de su madre. Samantha Vallejo-Nágera acostumbra a publicar fotografías o vídeos en los que muestra a su hijo, que se ha ganado el cariño y la simpatía de los seguidores de la chef.

En el Día Mundial del Síndrome de Down, Samantha Vallejo-Nágera se ha sincerado con la revista ‘Telva’ sobre cómo es tener un hijo con esta condición, y ha reconocido que al principio no llevó nada bien la noticia: “En mi caso fue un shock, porque no me lo esperaba. Lo comparo a una tragedia, porque en aquel momento me creía una desgraciada. Hay una falla que se abre en tu vida, un hueco, un hachazo, un huracán... no lo puedes definir de otra manera porque crees que se acaba el mundo”. Sin embargo, pasado “el disgusto” inicial, la empresaria asegura que es lo mejor que le ha pasado en la vida: “Es como tener un trébol de cuatro hojas contigo siempre. Roscón nos aporta felicidad, alegría, diversión. (...) Ahora mi vida es mejor que la de antes”.