Gente

Miguel Bosé se hará cargo de los niños de Nacho Palau si no supera el cáncer

Consciente de la gravedad de la dolencia, el cantante envió a sus dos hijos biológicos, Tadeo y Diego, al lado de su ex pareja para que le inyectaran ganas de vivir

Nacho Palau en compañía de Miguel Bosé cuando aun eran pareja
Nacho Palau en compañía de Miguel Bosé cuando aun eran pareja FOTO: KJP ©GTRESONLINE

Nacho Palau y Miguel Bosé han enterrado el hacha de guerra. Según la revista mexicana TV Notas, el cantante se ha puesto en contacto con su expareja, y finalista de la última edición de «Supervivientes», para preocuparse por su estado de salud, después de que el escultor anunciara hace unas semanas que padece cáncer de pulmón. Una noticia que conmocionó a la prensa del corazón. «Ya puedo confirmar, después de muchas pruebas médicas que estoy pasando un cáncer pulmonar, que hasta ahora no tenía nombre ni tratamiento, el cual voy a comenzar de inmediato. Siento haber estado desconectado últimamente, pero a día de hoy me siento optimista, con ganas de vivir y superar esta enfermedad», confirmaba Palau en sus redes sociales. Tanto le impactó la noticia al hijo de Lucía Bosé, que no dudó en enviar a sus hijos biológicos, Diego y Tadeo, a España para que le inyectaran ganas de vivir al que fue su novio durante dos décadas.

Es más, según el citado medio azteca, Bosé, consciente de la gravedad de la dolencia de Palau, se ha comprometido a hacerse cargo de los hijos del escultor en el caso de que le sucediera algo. Recordemos que los cuatro hijos de Palau y Bosé nacieron por gestación subrogada cuando ambos eran pareja y que, tras su separación, hace ya seis años, cada uno asumió la tutela de dos de ellos. Palau fijó su residencia en Valencia con Ivo y Telmo; mientras que el cantante permanecía en México con los suyos, Tadeo y Diego.

«Si algo te pasa, yo me haré cargo de tus hijos», le ha dicho el artista. «Por fin hubo algo de paz entre ellos. Sin embargo, lo que definitivamente los acercó, fue el diagnóstico de Nacho», asegura un amigo de la pareja a la misma publicación. «Esta noticia fue un golpe muy fuerte para Miguel. A pesar de sus disputas legales, considera a Nacho como el amor de su vida», añade. Lo cierto es que cuando Nacho Palau concedió una entrevista en «Déjate querer» a Toñi Moreno ya dejó caer que la relación con Miguel Bosé había dado un giro tras su diagnóstico. «Le quiero mucho y le echo de menos, la relación se acabó pero me gustaría por nuestros hijos vivir la vida con normalidad. Que estemos relajados, que llamen a papá Miguel cuando estén conmigo cuando les dé la gana, que haya cordialidad. Hacer lo que sea por mis cuatro hijos. Eso espero que lo haga él», se sinceraba.

Nacho Palau en su intervención
Nacho Palau en su intervención FOTO: Mediaset Telecinco

De su estancia en el concurso, el valenciano aseguraba que había echado mucho de menos al padre de sus hijos: «He sentido nostalgia de que le vaya bien. Quiero llamarle, quiero ir a por los niños, me apetece verle y darle un abrazo. He vuelto muy guay. No quiero rollos», expresaba emocionado. Confesaba además que el amor de su vida había sido Bosé después de todo lo que habían vivido juntos: «Me gustaría darle un abrazo, decirle ‘’te quiero mucho y dejemos las imbecilidades’'. Vivir y hacer todo por ellos. Él su vida y yo la mía pero querernos, respetarnos, contarnos... Le veo muy solo, nadie le dice nada, nadie le habla con libertad».

Además, el exconcursante de «Supervivientes» reflexionaba sobre lo que hizo durante su relación con Miguel Bosé y la de cosas que renunció por él: «No sé si volvería a hacer lo mismo porque las cosas te tienen que servir para algo. Cuando las cosas no se saben hacer bien por parte de ninguno de los dos, la culpa no es de nadie», explicaba, añadiendo además que «siempre me ha dado mucho miedo y respeto hablar de Miguel y el concurso me ha servido para hacerlo», aseguraba.

Christian Villela, su gran apoyo

Además, en su periplo por Honduras, Palau confesó que estaba de nuevo enamorado y que había recuperado la ilusión al lado de otra persona. Ahora, inmerso en las sesiones de quimioterapia, el valenciano afronta su lucha contra el cáncer con mucha entereza y sin perder la sonrisa. Y lo hace muy bien acompañado. Su familia y amigos se están convirtiendo en los pilares en los que se apoya durante esta etapa. Y su pareja, Christian Villela, está siendo vital en este duro proceso. De hecho, apenas unas horas después de comunicar su enfermedad, Palau le dedicaba unas palabras, junto a la que era su primera fotos juntos en las redes sociales: «Juntos más fuertes. Te quiero, me llenas de luz cada segundo».