Gente

Los agresivos audios de Carlos el “Yoyas” contra Fayna: “La cogí del cuello porque se lo merecía”

“¿Quería que se escuchara su voz? ¿Eso quería? Pues deseo concedido”, dice ella

Carlos "El Yoyas" y Fayna Bethencourt en una imagen de archivo
Carlos "El Yoyas" y Fayna Bethencourt en una imagen de archivo FOTO: Instagram

Todos los ojos están puestos esta semana en Fayna Bethencourt tras conocerse que su expareja, Carlos Navarro, más conocido como el “Yoyas” por su paso por “Gran Hermano”, se encontraba en busca y captura después de que no se presentase en prisión el día en el que estaba previsto su ingreso. Se le acusa de siete delitos, la mayoría cometidos contra su ex y madre de sus hijos, que denunció en más de una ocasión haber sufrido violencia de género. Ahora, ha publicado en su canal de Youtube unos escalofriantes audios que muestran la cara más agresiva del canario.

En las grabaciones, Carlos Navarro no solo arremete contra Fayna, sino contra Diego, su padre, a quien grita: “Eres un mierda y un cobarde, y si en algún momento he cogido a tu hija del cuello es porque se lo merecía la asquerosa, y pocas veces la he cogido... Porque es mala y mentirosa, como tú, que sois calaña”. Bethencourt ha decidido sacar a la luz este terrible audio después de que se publicara una entrevista de el “Yoyas” en el que intentaba excusar su intolerable comportamiento.

“Esta es la voz que resonó durante años en mi propia casa. Pedía que se le escuchara mientras hablaba de su propia realidad, siempre distorsionada. ¿Quería que se escuchara su voz? ¿Eso quería? Pues deseo concedido”, dice Fayna.

En cuanto se dio a conocer la noticia de que Carlos Navarro se encontraba en busca y captura, LA RAZÓN se puso en contacto con Fayna, y aunque asegura que “ya no tengo miedo”, sí reconoce que la situación no es nada fácil: “Yo en el fondo soy una privilegiada y no quiero pensar que otras personas están en la situación de vivir cerca de su maltratador... A nosotros, por suerte, nos separa un aeropuerto. No es una situación agradable y me crea intranquilidad, no te voy a mentir”.