Gente

La crónica de Amilibia: ¿Cómo no ser fan a tope de nuestro Pedro?

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez FOTO: STEPHANIE LECOCQ EFE

Un viejo chiste. Jesús dice a sus discípulos: «Yo soy quien soy y vengo de donde vengo». Pedro responde: «Si te sigo, Maestro, es por lo claro que hablas». Uno no pretende ser tan pelota (o tan irónico, depende) como el apóstol, pero me encantaría contestarle lo mismo a nuestro Pedro, el presi, cuando dice en referencia al aumento del presupuesto de Defensa que le solicita la OTAN: «España estará donde tiene que estar y hará lo que tenga que hacer». Toma ya claridad y precisión. ¿Cómo no ser fan a tope de este hombre? ¿Cómo es posible que Ione Belarra, Irene Montero y Yolanda Díaz no estén a partir un piñón con Él en la cosa de la Defensa, sobre todo ahora que por lo del Sahara hemos cabreado también a Argelia? ¿Cómo puede ser que le nieguen a la buena de Margarita Robles su ración de éxtasis ahora que puede comprar cañones con el agujero en su sitio, que diría Gila?

Una frase mágica («España estará donde tiene que estar…») y polivalente: sirve para responder a todo lo que se le ponga por delante. Así economiza eslóganes. Por cierto, que me extrañó no ver en la Castellana a Dolores Delgado y Baltasar Garzón manifestándose con los agricultores. Según cuenta Pilar Ferrer, poseen una granja en los afueras de Madrid con animales y gran huerto. No los imagino en tractor, pero sí montados en una jaca jerezana como en la Feria de Abril. Son previsores: el huerto y las gallinas les harán autosuficientes en tiempos de hambruna.

Otro viejo chiste. El informado: «Me parece que dentro de poco vamos a tener que comer mierda». El pesimista: «¿Y tú crees que habrá para todos?».