Gente

Ni siquiera Drácula comprende los duros enfrentamientos de las Campos

Carmen Borrego y Alejandra Rubio se dedican ofensivos apodos que no invitan a la reconciliación

Alejandra Rubio y Carmen Borrego
Alejandra Rubio y Carmen Borrego FOTO: Mediaset

Sigue la guerra entre Alejandra Rubio y su tía, Carmen Borrego. Las andanadas no paran y cada día se lanzan nuevas “lisonjas” que las empujan más a la estupidez que a la cordura. Si hace unos días desvelamos que la hija menor de María Teresa Campos calificaba a su sobrina como “la niña de la curva”, ahora resulta que Alejandra concibe a su tita como “más fea que el chófer de Drácula”, algo que Carmen se toma a cachondeo, pero que agudiza aun más si cabe sus desagradables desencuentros.

Una y otra echan mano a ejemplos relacionados con el mundo paranormal o del terror para demostrar lo poco que se quieren. Y eso que la matriarca de la familia dijo por activa y por pasiva que mientras ella siga viva, no habría enfrentamientos entre las suyas. Esfuerzo baldío a la vista de las circunstancias. No extraña que Terelu y Carmen intenten engañar a su progenitora, María Teresa Campos, diciéndole que no haga caso a lo que se habla de ellas en determinados programas de televisión. Pero, es tan difícil ocultarlo.

Alejandra Rubio y su tía, Carmen Borrego
Alejandra Rubio y su tía, Carmen Borrego FOTO: Mediaset

Alejandra es la ‘oveja negra’, por lo menos eso es lo que piensan algunos de sus familiares. No se habla con la tita Carmen ni con los dos hijos de esta, ni hace caso a los consejos conciliatorios de su octogenaria abuela, que sufre en silencio los enfrentamientos de sus hijas y nietos. Pero está claro que a los programas en los que Carmen y Alejandra trabajan, ‘Salvame’ y ‘Viva la vida’, respectivamente, les interesa que las dos se ataquen la una a la otra, porque los desafueros y el morbo aumentan las audiencias.