Juegos Olímpicos

36000 norirlandeses llevan once días sin agua y se teme una crisis sanitaria

Unos 36.000 habitantes de Irlanda del Norte continúan hoy sin agua después de que el proveedor estatal advirtiera de que el suministro no podrá volver a la normalidad hasta dentro de varios días.

NI Water, el proveedor estatal y el único de la provincia, indicó en su página web que tendrán que pasar todavía varios días hasta que los suministros vuelvan a estar operativos, lo que ha suscitado temores a que se desate una crisis sanitaria.

Según explicó NI Water, los problemas surgieron después de que una gran helada seguida de un rápido deshielo hicieran reventar los conductos de agua en toda la provincia, una situación que afecta ya a unas 36.000 personas en Belfast, además de otros pueblos y aldeas, algunos de los cuales llevan sin agua desde hace 11 días.

El número dos del Gobierno norirlandés, Martin McGuinness, admitió hoy que se siente "absolutamente defraudado"por la gestión de NI Water en medio de estas crisis y aseguró que su objetivo ahora sería determinar cómo el proveedor podría "mejorar las cosas en los próximos días".

"Nuestra preocupación se centra en las dificultades experimentadas por los ancianos y los jóvenes con bebés", afirmó McGuinness.

Algunos afectados llevan sin agua desde hace más de una semana, y el Gobierno escocés enviará 160.000 litros en reservas de agua potable embotellada para tratar de aliviar la situación de las decenas de miles de norirlandeses afectados.

Los funcionarios han responsabilizado a NI Water por no haber sabido solucionar esta crítica situación.

El Ejecutivo de Stormont (sede de la Asamblea de Irlanda del Norte) se reunirá mañana en Belfast para determinar qué medidas extra se podrían adoptar para paliar la situación.