Inquietud entre los militares por la carrera sucesoria de Chacón

Temen que utilice los actos castrenses como «trampolín» para la lucha por relevar a Zapatero

Chacón y Felipe González se saludaron ayer muy efusivamente en el Congreso de los Diputados
Chacón y Felipe González se saludaron ayer muy efusivamente en el Congreso de los Diputados

MADRID- Chacón da un paso adelante para la sucesión de Zapatero y en Ferraz se agitan. La ministra insinúa que estará ahí para disputarle el partido a Rubalcaba y sus compañeros se mueven a un lado o a otro. El desayuno del martes colocó casi oficialmente a la titular de Defensa en la carrera sucesoria, pero sus movimientos, sus pasos al frente, no sólo tienen consecuencias entre sus compañeros de partido, sino que repercuten directamente en sus subordinados, los militares. Y el gesto de su «jefa» el martes ha provocado en ellos, cuando menos, inquietud.

Muchos mandos temen que en los quince meses que quedan para las elecciones generales, Chacón sea más la candidata que la ministra de Defensa y ellos sean sólo un punto de apoyo, «el trampolín o el escenario» para lanzarse a la secretaría general del partido. «Al fin y al cabo –dicen–, ella no para de repetir que somos la institución más valorada, así que somos buena compañía en la foto». Hasta ahora, su agenda ha sido discreta, pero los mandos militares consultados por este periódico vaticinan una multiplicación de actos de cara a continuar el paso dado el martes. Y en esa estrategia sucesoria, insisten, el vehículo que utilizará para aparecer más serán ellos.

El discurso del martes sobre la evolución de las Fuerzas Armadas en estos últimos 30 años ha sido el detonante de las recelos de los uniformados. Temores que primero pasaron por un estado de notable malestar por su afirmación de que «tenemos las Fuerzas Armadas que soñó Azaña», frase con la que muy pocos están de acuerdo y que interpretan más como un posicionamiento político de la ministra muy alejado de la realidad que con un análisis serio de esa evolución. Los mandos consultados temen que en los próximos meses, el esquema de marcar posiciones en actos militares será más que frecuente, primero porque es la plataforma que controla y maneja y porque, tras tres años de escasas declaraciones y apariciones públicas muy medidas, serán un buen caldo para generar titulares, «y con el dominio que tiene de la imagen, le sacará el máximo partido posible».

En este análisis coinciden varios diputados, que ayer se sorprendieron por la virulencia de su respuesta a Jordi Xuclá, de CiU, al que acabó diciéndole que le pregunta por los gastos de Defensa porque es una catalana no nacionalista y que si algún día muta será para ser «cada día menos nacionalista», una afirmación que no tenía encaje ayer.


Mensajes a la «postulante»
- Alfonso Guerra aseguró ayer, a raíz de las declaraciones de Chacón sobre la sucesión de Zapatero, que España está preparada para «cualquier líder», ya sea hombre o mujer, aunque avisó de que lo que «hace falta» es que los líderes «estén preparados».
- José Bono, mientras, aseguró que es «necesario» y «legítimo» que ministros como Chacón quieran ser los próximos líderes del PSOE.