Funcionarios de prisiones se encierran para protestar contra los recortes

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

BARCELONA- Una quincena de delegados sindicales de funcionarios de prisiones permanecieron ayer encerrados en la sede de la dirección general de Servicios Penitenciarios de Barcelona para forzar a la administración a acercar posiciones en las negociaciones sobre los recortes planteados.
Según informó un portavoz de los funcionarios, delegados de los cuatro sindicatos con representación en el sector, Csig, CC OO, Catac y UGT, se encerraron en la décima planta del edificio, tras interrumpirse la negociación que mantenían con miembros de la administración.
Al mismo tiempo, decenas de funcionarios de prisiones se concentraron en las puertas de la misma sede, para expresar su apoyo a los delegados encerrados y exigir a la administración que reconsidere sus planteamientos para reanudar las negociaciones.
La intención de los delegados sindicales es, según el mismo portavoz, no levantar su protesta hasta que los representantes de Servicios Penitenciarios accedan a mover sus posiciones y ambas partes encuentren un punto de encuentro a partir del cual empezar a negociar, lo que en su opinión hasta ahora «ha sido imposible».
La negociación por los recortes y ajustes de personal en el sector de funcionarios de prisiones viene prolongándose desde hace semanas, en las que, como medida de presión, miembros del colectivo bloquearon los accesos a prisiones catalanas, como la Modelo de Barcelona y la prisión Ponent de Lleida, provocando cargas policiales.