Antonio Basagoiti: «No voy a dar la espantada porque no lo hice cuando mataban»

«No me aferro a este cargo y algún día por supuesto que daré el relevo»
«No me aferro a este cargo y algún día por supuesto que daré el relevo»

MADRID–¿Qué lectura hace de los resultados?
– Que ha habido mucho voto útil al PNV para que no ganase Bildu, y también a Bildu demasiada gente la ha dado por buena, cuando no ha demostrado serlo. Además, están votando ya las primeras generaciones que han salido de la educación pública vasca. Los resultados del PP deberían haber sido mejores, creo que el esfuerzo, el compromiso y la campaña daban para más.
–¿Qué resultados esperaban?
–Nosotros queríamos ganar las encuestas y superarlas. Pero aspirábamos a tener más escaños y creo que aquí hay que hacer la reflexión de que aparte de que han sido unas elecciones muy complejas, por la pugna nacionalista y por la crisis económica, nosotros no podíamos presentar un balance de gestión como el que ha hecho Feijóo, porque no lo teníamos, porque no habíamos gobernado. Aun así, teníamos que haber llegado a más. No me parece suficiente, y creo que el PP vasco tiene que mejorar de cara a los próximos comicios y asumo la responsabilidad que haga falta.
–¿El pacto con el PSE les puede haber pasado factura?
–Puede que haya perjudicado algo, porque fue un gobierno que estuvo absolutamente deslegitimado por una parte de la sociedad que es nacionalista, y eso al final acaba calando en más ambientes. Asumo la responsabilidad de esa decisión, creo que había que hacerlo y la valoración de ese acuerdo constitucionalista se verá con efectos más positivos a largo plazo.
–En otros comicios consiguieron mejores resultados, ¿el escenario era el mismo?
–No tiene nada que ver, porque en el escenario que más sacamos estaba el PP gobernando en España en un momento de máxima expansión económica, no había una fuerza como UPyD, que está en su derecho de existir y, en tercer lugar, ETA estaba asesinando y Batasuna no engañaba a nadie, todo el mundo ayudaba y hacía piña. Nadie jugaba a remar en sentido contrario.
–¿Qué va a hacer el PP ante un Parlamento vasco tan diverso?
–Creo que la voz del PP se tiene que oír más que nunca y con más claridad que nunca porque es muy importante defender España en el País Vasco y que se defienda con normalidad la Constitución. Creo que el PP tiene que mejorar en implantación, en llegar a más lugares, en tener más peso en distintos territorios desde el respeto a todos los que forman parte del PP vasco de cuyo compromiso y valentía no se puede dudar. Sigo con la posición que defendí durante la campaña que es defender a la gente que se siente vasca y española, hacer oposición al nacionalismo, y ser alternativa y contrapeso a lo que pueda suponer la independencia. Ése es el papel del PP, más que los pactos.
 –¿Qué le pasa a la sociedad vasca para que Bildu consiga ser la segunda fuerza más votada?
–ETA ha bajado a las últimas preocupaciones de la gente, y los vascos, sin atentados, se han olvidado de quiénes son. La situación antes era más dramática y ahora lo es menos; pero resulta más difícil de convencer a los ciudadanos porque tienen más oculto lo que ha pasado.
–¿Con Bildu más reforzada que nunca se acaba con la banda terrorista?
 –Puede que hayan cambiado para el Estado, puede que sean los últimos atentados sin armas de fuego, pero lo que no ha acabado es la batalla contra lo que representa ese mundo que ahora, por el hecho de dejar de atentar, quieren conseguir lo mismo por lo que atentaban. Y eso es lo que hay que parar ahora. Creo que la derrota de ETA se producirá en el momento en el que se disuelvan, sin esperar ninguno de los objetivos políticos por los cuales han asesinado, que es la independencia socialista.
–¿Seguirá al frente del PP vasco estos cuatro años?
– Ya veremos. En esto uno se expone mucho, tiene familia, hijos que viven allí... y llegará un momento en que haya que dar el paso, y cuando haya que darlo lo haré. No voy a dar una espantada, porque no lo hice cuando mataban y no lo voy a hacer porque dejen de matar. Pero por supuesto que daré el relevo cuando toque. No me aferro a este cargo.

 

Aguirre, decepcionada con los resultados
Esperanza Aguirre admitió ayer que está decepcionada con los resultados que ha cosechado el PP vasco que preside Antonio Basagoiti en las elecciones en las que el PP vasco ha perdido más de 16.000 votos. «Pues la verdad es que sí, para que les voy a engañar». En cuanto a si Basagoiti debería dimitir, dijo: «Pero bueno, qué cosas dice usted».