Cañete prohibirá el comercio de mercancías agrarias «sin precio»

Ultima el anteproyecto de Ley de la Cadena Alimentaria

La Razón
La RazónLa Razón

MADRID- Los responsables del Ministerio de Agricultura tienen listo ya el anteproyecto de Ley de Medidas para Mejorar el Funcionamiento de la Cadena Alimentaria y pretenden llevar el texto al Consejo de Ministros a finales de este mes. Uno de los objetivos del mismo es reducir el desequilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena, desde los productores hasta la distribución, pasando por los transformadores. Entre otras medidas, se establece la obligación de formalizar por escrito los contratos en el sector agroalimentario y también se determinan los elementos que deben incluir esos contratos. Uno de ellos es el precio, que podrá ser fijo o variable y, en caso de que se opte por esta última posibilidad, deberá reflejarse en el contrato cuáles serán los factores que se utilizarán para fijarlo, como, por ejemplo, la evolución de los mercados. Asimismo, se recogerán las condiciones del pago, de la entrega de los productos y la duración del mismo.

La aprobación por las Cortes de la citada Ley es uno de los objetivos más importantes que se ha fijado Arias Cañete. Según fuentes de este departamento, la obligación de formalizar los contratos por escrito sigue las recomendaciones de la Comisión Nacional de la Competencia y ello permitirá aumentar la seguridad jurídica y la posibilidad de denuncia en caso de abusos. Por otro lado, la exigencia de incluir el precio busca evitar la práctica conocida como «venta a resultas», muy común en algunos sectores como el citrícola, y que el proveedor sepa de antemano el precio que va a recibir por su mercancía. El texto que manejan en el Ministerio recoge la posibilidad de negociación colectiva, pero sólo en los casos en que esté admitida por la normativa europea. También se va a elaborar un Código de buenas prácticas mercantiles en la contratación de productos agroalimentarios, que sería de adhesión voluntaria para los operadores de la cadena.