Arturo Tuzón un señor

La Razón
La RazónLa Razón

Murió Arturo Tuzón y con él, con todo el respeto para quienes se dedican a ese menester, murió el último caballero del fútbol. Quien fuera presidente del Valencia C. F., desempeñó antes, durante y después con prestigio y eficacia la primera representación del club blanquinegro. Arturo Tuzón demostró su valencianismo en los momentos más duros de la reciente historia, precisamente cuando descendió a la segunda división. Lo dejó en Primera y abrió el camino con pulcritud hacia la Sociedad Anónima Deportiva. Pocos lo recordarán, pero hasta tuvo la generosidad, más allá del fútbol, de trasvasar la licencia del baloncesto a manos privadas y hacer posible así lo que hoy es el Power Electronic.
Si grande fue su gestión, más envidiables fueron sus cualidades humanas. Amabilidad, educación e inteligencia. Un señor.
Estas líneas tratan de rendir un homenaje merecido. Afortunadamente, tuve ocasión en reiteradas ocasiones de demostrarle este reconocimiento que hoy plasmo. Y comprobé que también se lo dieron muchos valencianistas.
Desde aquí envío un abrazo y el pésame a su familia. Pueden sentirse orgullosos de él. Descanse en paz.