MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
13:26
Actualizado
  • 1

España necesita 270000 nacimientos más al año para asegurar el reemplazo generacional

Tiempo de lectura 2 min.

20 de septiembre de 2011. 00:47h

Comentada
20/9/2011

Madrid- España envejece, y lo hace a un ritmo cada vez mayor. Sólo hay una forma de evitar que el porcentaje de población mayor de 65 años se dispare en los próximos años: incentivar la natalidad. Y no será suficiente con un ligero repunte. De acuerdo con un estudio del Instituto de Política Familiar (IPF), sólo con 750.000 nacimientos al año se lograría alcanzar un índice de fecundidad de 2,1 hijos por mujer, el necesario para asegurar el reemplazo generacional, es decir, que haya más jóvenes que mayores. Si se tiene en cuenta que en 2010 (último año en el que estuvo vigente el cheque-bebé) nacieron 484.055 niños, hacen falta 270.000 nacimientos más para invertir la tendencia que lleva a España al «invierno demográfico», en palabras del IPF. Se trata de una cifra difícil de alcanzar si se tiene en cuenta que la natalidad sólo ha experimentado un leve repunte en los últimos años, a pesar del significativo aumento de población: en las últimas tres décadas España ha ganado 10 millones de habitantes y, sin embargo, los nacimientos se han reducido en 87.000 niños.
El IPF también señala que el ligero aumento de los nacimientos en los últimos años se ha debido, casi de forma exclusiva, a la inmigración: alrededor de 100.000 niños nacidos al año (uno de cada cinco) es hijo de madre extranjera. En la actualidad, el índice de fecundidad en España se sitúa en 1,38 hijos por mujer, muy por debajo del nivel mínimo de reemplazo. Pese a que en nuestro país hay 11,6 millones de mujeres en edad fértil (entre 15 y 49 años), la mayoría de los niños (más del 75 por ciento) nacieron sólo de madres en la franja de 27 a 38 años de edad.

Últimas noticias