Arenas sobre la deuda: «Tenemos un problema brutal»

El PP espera superar los 17.000 asistentes al mitin que celebrará mañana en la plaza de toros de Antequera.

Juan José Cortés, Javier Arenas, Eustasio Cobreros y Esteban González Pons, ayer en la sede regional del PP andaluz
Juan José Cortés, Javier Arenas, Eustasio Cobreros y Esteban González Pons, ayer en la sede regional del PP andaluz

SEVILLA- «Tenemos un problema brutal». El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, criticó ayer el crecimiento «espectacular» de la deuda de la comunidad autónoma, que «se ha triplicado en los tres últimos años». Según especificó, en diciembre de 2007 el endeudamiento público ascendía a 7.000 millones de euros. Cuando termine 2010, a su juicio, rozará los 20.000.
Por ello, censuró que el Gobierno andaluz siga sosteniendo que no existan problemas con la deuda pública y calificó de «irresponsabilidad» y «barbaridad» que la Junta demande al Gobierno central más endeudamiento, tal y como podrán hacer algunos ayuntamientos. Matizó Arenas que estaría de acuerdo con un mayor endeudamiento «si se dota de más fondos a la política educativa, que debe ser la prioridad de la acción de gobierno». «Lo que dice el PSOE sobre la deuda pública es un ejemplo más del discurso de la mentira que mantiene», sostuvo.
De otro lado, Arenas confió en reunir mañana a más de 17.000 personas en la plaza de toros de Antequera en un mitin que contará con la presencia del presidente del PP, Mariano Rajoy, bajo el lema «Con el cambio, más empleo». Con este acto, tal y como señaló, la formación pretende recuperar el «espíritu de Dos Hermanas», en referencia al mitin que congregó a casi 20.000 personas en el velódromo del municipio nazareno en septiembre del año pasado. Un escenario con un marcado carácter socialista, puesto que en las instalaciones el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha celebrado varios actos similares.
Previsión
«Queremos superar las 17.000 personas, la previsión que el PSOE hizo antes de un acto que iba a celebrar allí y que finalmente trasladó a Málaga por la lluvia», recordó Arenas, quien insistió en que «la sociedad necesita ilusión y no que se ahonde continuamente en la frustración».