A las malas cifras buena cara

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Pese a su voracidad recaudadora, los ingresos de la SGAE no pasan por su mejor momento. En 2009 cayeron un 5,1 por ciento, y es el segundo año consecutivo en el que no crecen. Según aseguró Eduardo Bautista, el descenso ha sido significativo en los espectáculos de variedades, apartado en el que se incluyen los conciertos, y que ha bajado un 10,4 por ciento. Con todo, la caída no es tan acusada como la de 2008, cuando los ingresos descendieron un 11,5 por ciento.La merma en el reparto de derechos entre sus socios ha sido una de las principales consecuencias de la caída de los ingresos: la sociedad de gestión repartió 345,6 millones de euros, un 4,8 por ciento menos que en 2008. Pero, a pesar de las malas noticias, Bautista se muestra optimista, ya que durante la presentación de estos resultados aseguró que «podría haber sido peor y sólo ha ido relativamente mal debido al contexto de la crisis económica», y espera que «en 2010 acabe el ciclo de descenso y comience un nuevo ciclo virtuoso». Bautista sí puede estar satisfecho con el aumento del número de socios. En 2009 vaticinó que para 2010 la SGAE contaría con 100.000, y la tendencia puede darle la razón: en 2009 aumentó hasta 97.000, lo que supone un aumento de más de 2.000 en un año.