Milo ganador de la semana

Milo, ganador de la semana
Milo, ganador de la semana

Milo es un dálmata muy afortunado, aunque sus primeros meses de vida no presagiaran nada bueno. Nació con un defecto en sus patas y ese problema provocó que acabara en la perrera, pues nadie lo quería. Entonces se lo regalaron a Laura. Ella, su actual dueña, puso todo su empeño en la recuperación del cachorro y le alimentó con un pienso especial gracias al cual curó a este perro de su problema. Cuando fue entregado a Laura, Milo tenía cuatro meses, y ahora ya pasa los dos años y medio y está sano y feliz. Llevan más de dos años juntos y son absolutamente inseparables. La mascota siempre quiere estar encima de su dueña, para jugar con ella y recibir sus mimos. En algunas ocasiones, cuando ambos van a la playa, Laura intenta que el perro se bañe en el mar, pero eso no resulta tarea fácil. Milo es muy miedica y le asusta todo lo que no conoce, y esas aguas que van y vienen hacia y desde la arena de la playa no le causan buena impresión. Eso sí, le encanta correr por la arena y, aunque en casa es muy bueno, cada vez que sale «se desmadra».