Estados Unidos pide al Gobierno de Bahréin contención

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, expresó hoy al Gobierno de Bahréin su "profunda preocupación"por la violenta represión de las protestas, e instó a la calma y a la "contención".

La jefa de la diplomacia estadounidense conversó por teléfono con el ministro de Asuntos Exteriores de Bahréin, Sheik Khalid ben Ahmed al Khalifa para "expresar su profunda preocupación e instó a la contención", señalaron fuentes oficiales a las cadenas NBC y ABC.

Desde que estallaron las protestas públicas en Bahrein han muerto seis manifestantes, cuatro de ellos a primeras horas de hoy al ser reprimida una concentración en la plaza Lulu de Manama. El gobierno de Bahrein está dispuesto a conversar sobre posibles reformas políticas pero antes tienen que ponerse de acuerdo los distintos partidos de la oposición, afirmó hoy el vicepresidente del Parlamento, Adel al Moauda.

En este sentido, Clinton habló con su homólogo de Bahréin de "esfuerzos para acometer reformas políticas y económicas que respondan a las demandas de los ciudadanos". Según la cadena CNN, el secretario de Defensa, Robert Gates, también habría llamado a funcionarios de Bahréin, un pequeño reino de 727 kilómetros cuadrados situado en el Golfo Pérsico que es escenario desde el pasado lunes de una serie de protestas en Manama y otras ciudades del país reclamando reformas políticas y mejores condiciones de vida.

Entre las demandas figura la exigencia de que la monarquía constitucional de Bahréin no solo se quede en el papel, sino que se aplique en los hechos reales y que el Parlamento asuma todas sus funciones.

Bahréin es sede de la Quinta Flota de la Marina de EEUU y EEUU designó en octubre de 2010 a ese país como un importante aliado fuera de la OTAN, según CNN. Sirvió de base para las operaciones militares de EEUU en la primera guerra del Golfo y Washington tiene garantizado el derecho de depositar de antemano material en Bahréin de cara a posibles futuras crisis.

Reacciones en Alemania, Francia e Irán
Por su parte, la ministra francesa de Exteriores, Michèle Alliot-Marie, deploró hoy el "uso excesivo de la fuerza"para reprimir manifestaciones en diversos países árabes, en particular en Bahrein, Libia y Yemen, al tiempo que pidió respeto para poder mostrar todas las opiniones.
En términos similares se expresó el ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, que condenó hoy enérgicamente la "brutal actuación"de la policía en el emirato de Bahrein a la hora de reprimir las protestas populares. En una comparecencia pública, el jefe de la diplomacia alemana hizo un llamamiento a las autoridades del país árabe para que finalice inmediatamente la violencia contra los manifestantes.
Sorprendentes son las declaraciones de el Gobierno iraní, que ha mostrado este jueves su "preocupación"por la situación "caótica"que se vive en Bahréin por las protestas antigubernamentales y ha pedido a las autoridades bahreiníes que "respeten las demandas"de su pueblo.