Herrera anuncia una nueva estrategia para ganar mercados en el extranjero

«Todo depende de nuestro coraje, capacidad y convicción en el futuro». El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, fue contundente al sentar las bases sobre la necesidad de que la administración y la sociedad civil vayan de la mano para superar la crisis económica. A juicio del presidente, resulta fundamental apelar al esfuerzo para desarrollar una economía de futuro que piense en los parados, pero también en los empresarios.

El presidente Herrera, la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, y Tomás Villanueva

En este contexto, Herrera apostó por adecuar las necesidades formativas a las de la economía castellano y leonesa, a partir de una mejor conexión entre la Educación y la estructura productiva. «Castilla y León necesita más empresas competitivas», remarcó Juan Vicente Herrera, quien también destacó que su gobierno ya está dando forma al proyecto de Ley de Impulso para la creación de Empresas, que llegará a las Cortes en este mismo año.

El presidente se expresó así en el acto de Inicio del Curso Político, donde defendió la dotación de mayor innovación en las compañías, con el objetivo de hacerlas más potentes. Y recordó que, para ello, en este momento de escasa actividad y consumo interno, la clave se encuentra en la apertura al exterior, de la mano de la administración autonómica, las cámaras, los empresarios y el ICEX. En este marco, Juan Vicente Herrera anunció la puesta en marcha de una nueva Estrategia de Internacionalización, que cobrará cuerpo en los próximos meses, y que dará continuidad a los planes que se han impulsado en las dos últimas legislaturas, con la consecución de más de 4.000 compañías con sus productos exportados al exterior.

Servicios y territorio
Por otra parte, el presidente castellano y leonés garantizó la prestación de los servicios públicos -propósito para el que se persigue un acuerdo de Comunidad- y confió en poner orden en la ordenación del territorio, para clarificar las competencias de las administraciones públicas.
Si bien, hizo mención al marco financiero en el que se mueve Castilla y León, contando con que en la elaboración de las cuentas públicas para 2012 se dará en un «escenario de grandes incertidumbres», como consecuencia de la situación en España y por un sistema de financiación que calificó de «fallido» y que asigna recursos cerrados ante unas prestaciones evolutivas.

«Austeridad, eficiencia, contención del gasto y equilibrio presupuestario deben ser nuestras prioridades», subrayó Juan Vicente Herrera, quien se mostró convencido de que este ejercicio se cerrará cumpliendo con el techo de déficit fijado por el Estado, que supone el 1,3 por ciento.
Herrera argumentó que «hay razones, no para el optimismo, pero sí para la convicción y la esperanza», para después recordar que Castilla y León ha soportado mejor la crisis, como demuestra una tasa de paro 4,5 puntos menor que en el conjunto de España, aunque situada en la actualidad en el 16,3 por ciento.

Las palabras de Herrera estuvieron precedidas por la intervención de la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, quien apeló a rescatar la honestidad, la rectitud y la integridad para alcanzar una sociedad más próspera, aceptar la realidad y adaptarnos al futuro desde la innovación.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Valladolid, José Rolando Álvarez, se preguntó por el sentido de aprobar una reforma labora que no crea empleo en España y lamentó que el crédito siga cerrado, lo que llevará a miles de empresas a cerrar durante este año en Castilla y León.