FC Barcelona

El Barcelona sigue a lo suyo

El líder resolvió la visita del Sevilla con una cómoda goleada y mantiene la distancia de seis puntos con el Real Madrid. Iniesta volvió a ser el mejor: participó en todos los tantos y marcó el primero

4-0. Un Bracelona contundente no cede a la presión
4-0. Un Bracelona contundente no cede a la presión

Xavi corrió a felicitar a Iniesta, pero no se conformó con darle un abrazo. Le rodeó con los manos y le levantó, como diciéndole que es el mejor, que con él en el campo todo es más fácil. El «8» había recibido un regalo de Henry, generoso en la presión al rival. El francés robó la pelota e Iniesta se encargó del resto. No había un desmarque claro, pero ni Escudé ni Squillaci salieron a taponarlo. Levantó la cabeza y con un toque suave, con efecto, por arriba y a un lado, amargó al joven portero Javi Varas. No habían transcurrido ni tres minutos y al Barcelona no le dio tiempo a notar la tensión de tener cerca al Real Madrid. El equipo azulgrana sigue a lo suyo, sumando puntos y restando partidos. Quedan seis.Guardiola dejó a Messi en el banquillo y Manolo Jiménez tardó un tiempo en sacar a Kanouté. Fue una rendición antes de empezar. El técnico sevillista pensó en un partido para buscar el contragolpe y por eso jugó Koné, más rápido, menos de todo lo demás que Kanouté. Navas y Capel jugaron a banda cambiada para buscar diagonales, aunque apenas pudieron llevar a la práctica la teoría. Sólo se encontraron una vez entre ellos, pero el extremo diestro no acertó a rematar en la dirección adecuada.El partido fue demasiado cómodo para el líder. A un ritmo relativamente calmado, sin atosigar como ante el Bayern de Múnich, el Barça fue sumando y el Sevilla restando. El conjunto andaluz desapareció tras quince minutos aceptables. El Barcelona empezó a multiplicarse. Víctor Muñoz dijo tras el partido contra el Getafe que parecía que los azulgrana tenían a doce jugadores. No es eso, es que ocupan los espacios de tal forma que siempre hay un pase fácil, un amigo desmarcado para seguir avanzando. También hay que ver dónde está ese hombre libre y para eso Iniesta parece tener mil ojos y Xavi utiliza su «ruletita». Gira y gira como si la pelota fuera una extensión de su pie, siempre con la cabeza alta para encontrar al compañero. Entre los dos bajitos fabricaron el segundo, que Etoo se encargó de transformar, y también entre ellos sentenciaron el duelo. Iniesta ya tenía su gol y Xavi le acompañó con un disparo similar desde fuera del área. Cada tanto era celebrado con una piña en el banquillo, con Messi y Puyol entre los reservas. El grupo está unido, con hambre de títulos tras dos años sin saborearlos. Sólo la acumulación de trabajo, la búsqueda de la triple corona, puede impedir que ganen alguno.La superioridad del Barça acabó siendo incontestable. Cada uno cumple su papel a la perfección, e incluso más de lo que se pide. Los delanteros defienden; los defensas, Piqué y Márquez, destruyen juego y también lo crean cuando salen con el balón controlado. Los laterales se convierten en extremos y los centrocampistas hacen todo eso y, además, marcan goles. Henry logró el cuarto, a pase de Iniesta, y empezó el carrusel de cambios. No quedan dudas de que el «8» y Xavi son estrellas. Con el partido solucionado Guardiola les dio descanso para la próxima batalla, el sábado en Mestalla. Jiménez también reservó a Luis Fabiano para el encuentro contra el Real Madrid. El Sevilla saltó al campo medio muerto y no iba a resucitar.

Más goles que el «Dream Team»Guardiola ya ha superado a Cruyff. El «Dream Team» que Pep manejaba desde el centro del campo marcó 91 goles el año que estuvo más acertado. Con los cuatro de ayer, ya son noventa y dos lo que ha logrado este curso el equipo azulgrana. Todavía no ha ganado ningún título, pero su maestro tuvo que esperar dos temporadas para lograr el primero. Y tiene tres oportunidades para conseguir alguno. Además, el «tridente» azulgrana está a tres tantos de ser el más goleador de la historia. En la temporada 60-61, Puskas, Di Stéfano y del Sol marcaron 66. Etoo, Messi y Henry llevan 63. A cada uno le queda un gol para igualar a los madridistas. Puskas marcó 28 y Etoo lleva 27. Di Stéfano marcó 21 y Messi ha logrado 20. Henry ha anotado 16 por los 17 de Del Sol. Tienen tiempo para seguir goleando.