Fibes al fin «a buen ritmo» tras un año de retraso

El alcalde durante su visita a las obras
El alcalde durante su visita a las obras

SEVILLA- Un año de retraso arrastran las obras de ampliación del Palacio de Exposiciones y Congresos que, al igual que otros proyectos urbanísticos estrella –Metrosol Parasol, por ejemplo– se ha encasquillado varias veces con soluciones constructivas o problemas presupuestarios. Los «tropiezos» han obligado a replantear varias veces la fecha inicial, que se fijó para enero de 2010. Posteriormente, el Ayuntamiento garantizó que el recinto proyectado por Guillermo Vázquez Consuegra estaría operativo para mayo de este año, a fin de acoger la cumbre europea de jefes de Estado. Pero la realidad volvió a desmentirlo.Ahora, con el umbral teóricamente definitivo del 31 de diciembre como tope para la inauguración –aunque la ampliación acogerá su primer evento ya en 2011–, el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, presume ante los empresarios y sindicatos del «buen ritmo» de las obras.En una visita a este espacio junto con los miembros de la Comisión Ejecutiva del Plan Estratégico «Sevilla 2020», el regidor garantizó que «antes de fin de año» la ampliación será una realidad y, gracias a ella, «se amplia la oferta de servicios que podrá ofrecer Fibes y se incrementará la calidad de los mismos; esto permitirá obtener una mayor rentabilidad de los recursos que se están invirtiendo en la ampliación». La inversión alcanza, concretamente, los 66 millones de euros, con un desvío presupuestario de 14 millones.Monteseirín valoró el diseño «emblemático» de la cubierta del recinto y recordó que ya se ha culminado la primera platea del auditorio, de 35 metros de ancho –25 volados–, y la colocación de las vigas de la cubierta, para lo que se han usado grúas de 700 toneladas. El auditorio albergará 3.500 asientos y podrá acoger espectáculos y funciones varias.