Criadero de abejorros para polinizar invernaderos

En Agrobio han logrado, gracias a los insectos, la germinación de las flores de las tomateras y de otros cultivos bajo plástico. En ellos, los himenópteros no tenían la misma presencia que en los cultivos «sin abrigo» 

Los abejorros reducen el uso de químicos en el campo
Los abejorros reducen el uso de químicos en el campo

En los días en los que pepinos españoles han tenido tanto protagonismo, todas las miradas estaban puestas en el campo almeriense, donde hay empresas en las que la innovación es la norma. Agrobio es una de ellas. Y precisamente por eso ha recibido el premio Andalucía de Medio Ambiente.

Crían en cautividad abejorros para polinizar cultivos bajo plástico. Fueron los primeros en abrir una vía para «sustituir los tratamientos químicos y manuales con los que hasta entonces se trabajaba. Y logramos así que la polinización por insectos de las flores de las tomateras –primero, y luego con otros cultivos– fuera posible en cultivos bajo plástico en los que los insectos, de manera natural, no aparecían como en los abiertos», explica Francisco Torres, director de Calidad de Agrobio.

En La Mojonera tienen diversas salas que «reproducen las condiciones ambientales de las cuatro estaciones y los abejorros viven sus ciclos naturales. La fase de letargo, en invierno; iniciación en primavera; desarrollo en verano, y reproducción de las reinas en otoño», precisa Torres. Las especies criadas son autóctonas, la Bombus terrestris, de la península, y la Bombus canariensis, de Canarias.

Proceso
«Durante el proceso –prosigue–, el personal comprueba el estado de los habitantes de las colmenas, si las reinas ponen o no ponen, si tienen buen aspecto...».

En Agrobio no son sólo pioneros, sino que «no hay otra empresa que haga este trabajo con el que ya llevamos 15 años», añade. De ahí que envíen colmenas a toda España y a diversos países europeos y de otros continentes, como Marruecos y Tailandia. Producen 250.000 al año, que venden directamente a los agricultores. «Con cada una –prosigue– se puede polinizar una hectárea de cultivo».

La intervención de los abejorros tiene más ventajas añadidas: «Los tomates son más compactos, tienen mejor sabor y color, más semillas, menos residuos químicos y toda la seguridad alimentaria. Porque sólo actúan en plantas sanas. La presencia de insectos en los cultivos es un indicador de que están sanos. De que no hay bacterias ni se han usado pesticidas ni otros elementos que puedan ser nocivos para los propios insectos», enfatiza. Además de la cría de abejorros, producen insectos para el control biológico de plagas.