El volcán de Sumatra vuelve a rugir

Según el centro de Vulcanología, la última vez que el Semirang entró en erupción fue hace unos 400 años.

El volcán de la isla indonesia de Sumatra que entró en erupción este fin de semana tras más de cuatro siglos sin presentar ninguna actividad ha vuelto a entrar en erupción hoy lunes, según informaron las autoridades del país asiático.

De acuerdo a la Agencia de Vulcanología y a la Agencia de Meteorología indonesias, el volcán Sinabang entró en erupción en torno a las 6.30 del lunes hora local (1.30 en la España peninsular) provocando columnas de humo de hasta dos kilómetros de altura.

Estas columnas de humo podrían dificultar el tráfico aéreo en la zona, según confirmó a la agencia estatal china Xinhua el portavoz del Ministerio de Transportes indonesio, Bambang Ervan.

"Dependerá de la dirección en que sople el viento. Si se dirige hacia el norte, dificultará el tráfico aéreo internacional, y si sopla hacia el este, los afectados serán los vuelos domésticos", afirmó Ervan.

Esto se debe a que la mayor parte de los aeropuertos internacionales de Sumatra se encuentran en la zona norte de la isla. Por su parte, desde la Agencia de Meteorología indonesia se cree que es más probable que el viento sople hacia el norte.

El volcán Sinabung, que no había tenido actividad en los últimos cuatro siglos, entró en erupción la madrugada del pasado domingo, lo que ha obligado a evacuar a unas 12.000 personas.

El domingo, el volcán Sinabung, de 2.451 metros de altitud, entró en erupción hacia la medianoche, lanzando al aire ceniza y humo hasta 1,5 kilómetros de altura, y arrojando lava por su cráter, indicó el centro de Vulcanología.

El Ministerio de Sanidad distribuyó 7.000 máscaras entre los evacuados, según dijo el portavoz la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres, Priyadi Kardono.

Indonesia, que se asienta sobre el llamado Anillo de Fuego del Pacífico, un área de gran actividad sísmica y volcánica, alberga más de 400 volcanes, de los que al menos 129 continúan activos y 65 están calificados como peligrosos.