Así jugó España

- Iker Casillas (1): Repitió el modelo de traje verde, que homenajea a Arconada, pero en esta ocasión no 'ayudó' a dejar la portería a cero. Un disparo que tocó en Piqué se le hizo imparable. Fue su día de más trabajo en el Mundial y, aunque no muestra la seguridad de otros momentos, realizó dos intervenciones de mérito. - Sergio Ramos (1): Sigue jugando con molestias en la zona costal derecha por un fuerte golpe que sufrió ante Suiza, pero su habitual garra le hace jugar infiltrado. Con menos presencia ofensiva de lo que es habitual, tuvo que entregarse al máximo en las coberturas defensivas. - Carles Puyol (1): la ausencia de un 9 nato en Chile complicó la manera de defender a los centrales. Las oleadas de jugadores entrando desde segunda línea le hicieron sufrir en la primera parte. Contra diez mantuvo al equipo en la zaga. - Gerard Piqué (2): Fuerte en el juego aéreo, en todas las jugadas a balón parado chilenas, mostró su velocidad en acciones salvadoras. Se precipitó a veces en la salida de balón, buscando demasiado directo a Fernando Torres y Villa cuando la presión rival impedía a España plasmar su juego. Fue el mejor de la defensa. Acabó su primer partido del Mundial sin sufrir incidente alguno. Ante Suiza recibió dos puntos en la ceja. Con Honduras tres en el labio superior. - Joan Capdevila (1): Sufrió en defensa ante la potencia y la habilidad de Alexis Sánchez, una de las revelaciones del torneo. La intensidad que tuvo que aportar atrás le restó toda su presencia ofensiva. No aportó nada en ataque, salvo algún despeje en largo que se envenenó y generó una oportunidad para Torres. - Sergio Busquets (1): no estuvo al gran nivel del segundo encuentro del Mundial pero realizó un trabajo oscuro imprescindible para la selección española. Mantuvo siempre el sitio, involucrándose en la fuerte lucha inicial y lanzando los ataques cuando entró en contacto con el balón. Acabó el partido cayendo a la banda derecha ante la acumulación de centrocampistas. - Xabi Alonso (3): fue el líder del centro del campo protagonizando un gran partido, manteniendo al equipo junto cuando tocó sufrir y creando juego sin parar. Siempre atento a las coberturas, ve el fútbol como pocos. De un pase en profundidad suyo nació el primer gol. Se marchó cojeando por una fuerte entrada que recibió que pudo provocarle una lesión de tobillo. - Xavi Hernández (1): No encuentra su mejor cara pero sigue siendo la fuente de alimentación del fútbol de España. Sin brillar, jugó su mejor partido del Mundial. Intentando imponer el toque cuando el físico de Chile se impuso, fue de menos a más. Aún falta por aparecer su pase final decisivo. Se centró en la construcción. - Andrés Iniesta (2): Tiene tanta calidad que, sin jugar al máximo de sus posibilidades, su presencia resulta decisiva. Inventó la acción del segundo gol de España, que marcó con un toque preciso de primera tras una pared con Villa. Dejó detalles de genio en regates, aunque le falta velocidad. Jugó todo el partido recuperado de sus problemas musculares. - David Villa (3): de nuevo fue el líder del ataque español, la referencia ofensiva, explotando su momento dulce para convertirse en el máximo goleador de la selección en los mundiales. Su gol, el que abrió el partido, sacaba de un apuro al equipo. Pegado a la banda izquierda, desde 40 metros, ni le hizo falta controlar un mal despeje de Bravo. De primera y con la zurda, su pierna 'menos' buena, mandó el balón a la red. Es su tercer tanto en el Mundial 2010 y le convierte en máximo artillero empatado con Gonzalo Higuaín. - Fernando Torres (1): Va mejorando su tono físico pero volvió a evidenciar la falta de ritmo en las jugadas en las que pudo marcar. Lanzó desmarques cada vez que España tuvo el balón y le faltaron milímetros en varias acciones para llegar. Tuvo dos ocasiones seguidas que falló. Cabeceó alto la primera y disparó ante el rival en un despeje de Capdevila que ganó por velocidad. Se marchó en el minuto 55 con cara de pocos amigos por su deseo de aprovechar los espacios que iba a dejar un rival en inferioridad numérica. - Cesc (1): Salió a comerse el mundo y conectó con Villa en dos ocasiones que no acabaron en gol por milímetros. La acumulación de centrocampistas en la construcción hizo que adelantase unos metros su posición habitual. Estuvo cerca del peligro pero no conectó ningún balón a puerta. Dejo destellos de calidad y aumentó el control de España en el partido tras el gol de Chile. - Javi Martínez (1): debutó en un Mundial y cumplió sobre el césped con lo que le pidió Vicente Del Bosque. Ayudó a mantener el equilibrio en el centro del campo y cuando pudo se incorporó al ataque, buscando generar peligro dejándose caer a la banda derecha.