Mordisco vasco al archivo de Salamanca

La ministra de Cultura confirmó ayer que devolverá al País Vasco los «papeles» incautados durante la Guerra Civil que habían solicitado los nacionalistas.

Fotografía del traslado de papeles a Cataluña desde Salamanca
Fotografía del traslado de papeles a Cataluña desde Salamanca

Apenas han pasado seis días desde que saliera la última remesa de «papeles». Fue el viernes a las ocho de la mañana. Nadie protestó. Todo quedó en silencio. El Gobierno no informó. Eran los documentos de particulares que partían hacia Cataluña. Ahora, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha anunciado que también permitirá que se envíen más cajas del Archivo de Salamanca, hoy conocido como Centro de la Memoria Histórica. Es una consecuencia lógica de una ley aprobada. Lo que ahora se separarán son los legajos que corresponden a los partidos, sindicatos y particulares del País Vasco. Si existe para Cataluña, también tiene que existir para esta comunidad. «Todos los españoles somos iguales», repite alguien. Lo que se ha pedido en el Parlamento de Euskadi de manera reciente, y que, de momento, no contempla esta iniciativa, son las cajas con los papeles del Gobierno Vasco. Algo que, según denuncian algunas voces, llegará en el futuro, porque, si se ha cumplido para la Generalitat, también se hará para ellos. Es lógico, se asegura.

Una medida «ridícula»«Una vez que se ha procedido a dar el primer paso del desmantelamiento, se han asentado los precedentes para otras reinvidicaciones», apuntó ayer Gonzalo Santonja, director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Para Iñaki Ezkerra, esta medida es «ridícula. Ahora que internet permite acceder a la información, qué más da que unos papeles estén en el País Vasco o Dinamarca. Los que quieran conocer bien la historia de esta comunidad lo que tienen que hacer es leer los volúmenes que acaba de publicar Carlos Olazabal con documentación inédita sobre la Guerra Civil, el PNV y sus traiciones». Los papeles a los que se refería ayer González-Sinde fueron incautados durante la Guerra Civil y pasarán a formar parte del futuro Archivo Nacional de Euskadi, donde el PNV ya ha depositado parte de su legado documental. La ministra anunció la decisión en la Cámara Baja en respuesta a una pregunta del diputado del PNV Aitor Esteban, aunque la sentencia de la Audiencia Nacional que avaló la entrega de los documentos a Cataluña no contempla esta nueva separación de documentos. La Ley de Memoria Histórica, aprobada en 2005, no aclaró, a pesar de las demandas que hizo la Audiencia Nacional en la citada sentencia, cómo debía llevarse a cabo la reorganización del archivo o la eventual devolución de documentos a particulares o a instituciones.

La lentitud del asnoEn todo caso, el pasado 14 de junio se constituyó la comisión técnica encargada de estos trabajos, formada por dos representantes del Ministerio de Cultura y otros dos del Gobierno vasco. A partir de ahora, de cada legajo se estudiará su autenticidad y después se procederá a su digitalización. Entonces, será remitido al Gobierno vasco, que procederá a su restitución en el nuevo archivo. La ministra aseguró que el plazo para solicitar la devolución de documentos finalizó el pasado 12 de febrero y la única petición «ine-quívoca y efectiva» fue la del Gobierno vasco.

Crónica de un expolio- A comienzos de 2005, el Gobierno tripartito de Cataluña exige la devolución de los papeles del Archivo de Salamanca. - el 15 de abril de 2005 el Gobierno aprueba la restitución de los documentos a Cataluña. - 11 de mayo de 2005, el PP presenta un recurso de inconstitucionalidad. - 11 de junio de 2005: más de 80.000 personas se manifiestan en Salamanca contra la división del Archivo. - 18 de noviembre de 2005: entra en vigor la ley de restitución de los papeles. - 19 de enero de 2006: el Ministerio de Cultura retira los primeros documentos del Archivo a primera hora de la mañana. - 31 de enero de 2006: una comitiva de turismos traslada a Sant Cugat del Vallés (Barcelona) los documentos. - 13 de marzo de 2007: la ministra de Cultura entonces, Carmen Calvo, informa en el Congreso de sus planes de trasladar documentos al País Vasco. - 11 de junio de 2010: los últimos documentos llegan a Cataluña.