MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
09:30
Actualizado
  • 1

RADIO / LAS CADENAS ONDA CERO Y COPE QUEDARON EXCLUIDAS

Polémico reparto de licencias de radio en Asturias

Durante tres años, el Gobierno del Principado de Asturias, que preside el socialista Vicente Álvarez Areces, mantuvo abierto el proceso para la concesión de nuevas emisoras de radio, sin adoptar decisión alguna. Hasta que el martes, y horas antes de anunciar que no volvería a ser candidato a la presidencia, se daba a conocer la adjudicación.

  • Polémico reparto de licencias de radio en Asturias
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de julio de 2010. 23:45h

Comentada
Madrid. 8/7/2010

En la convocatoria figuraban las grandes cadenas de emisoras comerciales, La «Ser», «Onda Cero» y «Cope», además de  otras emisoras como «Punto Radio» o «Kiss Fm». A lo largo de estos años no se produjo decisión alguna que se diera a conocer, aunque la proximidad del próximo proceso electoral autonómico parecía indicar una resolución próxima. Ésta se produjo en la tarde del martes, poco antes de que comenzase del partido que enfrentó a la Selección nacional con Alemania. 

El Consejo de Gobierno, según informó a la agencia  la consejera de Administraciones Públicas y portavoz del Gobierno, Ana Rosa Migoya, optó por el sigueinte reparto: dos han recaído para la «Sociedad Española de Radiodifusión» (Ser), en concreto las de Oviedo y Avilés y, otra, en Gijón, para la empresa «El Comercio TV». Dos licencias más, en Oviedo, fueron adjudicadas a las empresas «Soninorte Producciones» y «Nuevas Iniciativas Audiovisuales», y en Navia, fue para «Editorial Prensa Asturiana».

La licencia de radio correspondiente a  la localidad de Cangas de Onís fue adjudicada a «Propulsora Montañesa» mientras que las dos de Luarca las gestionarán «Kiss Radio» y «Economía por Ondas», y  la de Taramundi, la sociedad «Radiodifusión del Principado».
Según el Gobierno, en el informe y propuesta de concesión la mesa «ha seguido los criterios de evaluación definidos en el decreto aprobado en 1997, que establecía una puntuación de 0 a 100 puntos para las empresas concurrentes de los que hasta 30 correspondían a fomento cultural; hasta 20 a contenidos y hasta 10 a pluralismo informativo, viabilidad económica, técnica, compromiso de no cesión a terceros y acceso a nuevas empresas».

La decisión del Gobierno socialista de Areces, ciertamente polémica, supone que, por ejemplo, la cadena «Ser», del grupo PRISA, propietaria del diario «El País» y de los canales CNN+, Cuatro (en proceso de venta a Telecinco) o Canal+, entre otras empresas, ha resultado adjudicataria de dos nuevas emisoras, que sumará a las nueve de que ya disponía en la comunidad asturiana.

Otra de las beneficiarias ha sido la empresa de «Kiss Fm», una cadena que emite sólo música. Esta empresa disponía asimismo de otras nueve licencias en el Principado, aunque no como emisoras al uso, pues su empleo básico es el de ejercer como estaciones repetidoras de las emisiones musicales de la sede central.

«Onda Cero», la segunda cadena de radio comercial de España, que explota en Asturias seis emisoras y optaba a otras tres, ha quedado fuera del reparto sin que hasta el momento el presidente Areces haya esgrimido justificación concreta, o explicado las razones de la decisión. La medida ha causado sorpresa pues la cadena afectada mantiene redacciones y puestos de trabajo en el Principado. Otra cadena de emisoras , la «Cope», que es la tercera radio comercial de España, ha quedado igualmente fuera de la adjudicación.


Decisión de despedida

Por sorpresa, y en una rueda de prensa en la que no consintió que los periodistas pudieran efectuar preguntas, el presidente socialista del Principado, Vicente Álvarez Areces, anunció que no volvería a ser candidato, lo que supone, de hecho, el anuncio de su retirada de la primera línea de la política regional, y que no habrá lucha interna por la candidatura. El anuncio de Álvarez Areces se produce sólo unas horas después de que su gobierno anunciara la polémica concesión de emisoras de radio en el Principado, y ha sido vista por la oposición del Partido Popular como una «expulsión» de la arena política por una mala gestión que le hubiera pasado factura a su partido en las próximas  elecciones autonómicas de 2011.
 

Últimas noticias