MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
05:29
Actualizado

«Visión»: Una luchadora de la fe

Tiempo de lectura 2 min.

27 de agosto de 2010. 00:14h

Comentada
27/8/2010

Dirección y guión: Margarethe von Trotta. Intérpretes: Barbara Sukowa, Heino Ferch, Hannah Herzsprung y Lena Stolze. Alemania/Francia, 09.  Duración: 110 minutos. Biográfica. 


Desde pequeña, Hildegard (que interpreta una ajustada y a veces casi hierática Barbara Sukowa) es entregada por sus padres a un monasterio benedictino. Pronto, la niña  se convierte en la alumna más aventajada de su mentora,  que años más tarde muere; en su cuerpo se lleva las heridas provocadas por la flagelación. Hildegard, horrorizada ante el descubrimiento de las cicatrices, decide que un día cambiará la órdenes de la comunidad. Y llega a convertirse en su «magistra». Filósofa, mística, poeta, compositora... la vigorosa (aunque de salud débil) Von Bingen consigue, incluso, que el Papa le permita edificar su propio convento, que regirá por los valores del humanismo. Sobria, desnuda de artificios (a excepción de un par de zoom impertinentes), hay, sin embargo,  demasiada contención y frialdad en el retrato pergeñado por  Von Trotta de esta mujer visionaria que consiguió, a pesar de tener en contra a ciertos integrantes de la Iglesia, imponer otro enfoque del cristianismo en medio de la oscura Europa medieval. Probablemente el temor a caer en la hagiografía pesó, de ahí que la cineasta optara por restar a la narración intensidad y que le falte un poco de alma. Craso error en un filme  donde sus protagonistas tanto luchan por salvarlas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs