Pep elevado a cuatro

Firma hasta 2012 su cuarto año como técnico. Control sorpresa a diez jugadores. Xavi: «Estaré en Mestalla

Pep Guardiola se fotografió con Rosell tras renovar
Pep Guardiola se fotografió con Rosell tras renovar

Guardiola firmó ayer su nuevo contrato con el Barcelona, hasta junio de 2012, un año más, como a él le gusta. No quiere «matrimonios» largos con el club, quiere ir poco a poco, analizar la motivación propia y la de sus jugadores y después, renovar o no. Será su cuarto año al frente del equipo azulgrana. «Y estoy más cerca del final que del principio», dijo hace poco en una conferencia de prensa. Guardiola y su segundo, Tito Vilanova, firmaron el nuevo acuerdo en el despacho de Sandro Rosell en un acto sencillo, nada que ver con el del año pasado con Joan Laporta, en el que el ex presidente sacó pecho ante la cara de circunstancias del entrenador. Hubo sesión fotográfica y casi ausencia de palabras. «Estamos muy contentos con la continuidad de Guardiola. Esperemos que siga muchos años», se limitó a decir en los medios del club el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu.

La firma se produjo a las 13:30. «Es un entrenador magnífico para llevar a esta plantilla. Es una gran noticia que aporta la tranquilidad que precisa este club para trabajar», decía casi a la misma hora Xavi. El centrocampista está descartado para el partido de Mallorca, pero espera jugar el miércoles en Mestalla: «Hay que ver con qué sensaciones me levanto cada mañana, pero creo que no habrá problema para estar en Valencia». El «6» del Barça aseguró que ve a Piqué «entrenando bien, con su personalidad, haciendo bromas, como siempre» y que no piensa que el equipo esté en un bache: «Si lo analizas sin fanatismos, el Barcelona anda bien, juega bien. Fuimos muy superiores al Sporting y el Arsenal».

Xavi no fue uno de los diez jugadores que por la mañana tuvieron que pasar un control antidopaje sorpresa de la UEFA. Sí lo hicieron Alves, Piqué, Villa, Iniesta, Jeffren, Maxwell, Milito, Pedro, Afellay y Abidal.